11 de Ago de 2022

Más Deportes

El básquet tiene un complicado futuro

PANAMÁ. El título conseguido en casa, en el Centrobasket 2006, fue el último gran logro de la selección panameña de baloncesto, sin emb...

PANAMÁ. El título conseguido en casa, en el Centrobasket 2006, fue el último gran logro de la selección panameña de baloncesto, sin embargo esa conquista tendrá que ser recordada a largo plazo, debido a que el futuro de esta disciplina a nivel internacional se ve oscuro y complicado.

El 2007 y 2008 han sido años para el olvido, y las recientes participaciones negativas, en el Torneo Centroamericano de Cancún, como en Premundial de Puerto Rico en este 2009, activaron las alarmas de auxilio por parte de estrategas criollos con experiencia en la selección.

P ara Vicente “El Gallo” Duncan, ex técnico de la tricolor nacional, en Panamá hay que hacer un trabajo inmediatamente, entre la federación y el gobierno para que el mismo, con suerte, comience a dar frutos los próximos tres años.

El experimentado piloto comentó que entre los puntos que se tiene que atacar con urgencia, son los semilleros de las categorías inferiores y luego el trabajo en las escuelas. Además sugirió que la federación debe armar un grupo de buscatalentos para que visite todas las provincias y así detectar a nuevas figuras.

Las propuestas de Duncan para rescatar el honor del baloncesto panameño en el exterior dan en el clavo, luego de lo ocurrido en la Isla del Encanto en Premundial, donde solo se ganaron dos partidos y se perdieron seis.

ESTELARES CON UN PROMEDIO DE EDAD DE 30 AÑOS O MÁS

“El Gallo” Duncan aseguró que los canasteros estelares de los últimos años ya están demasiado veteranos y como ejemplo solo hay que revisar los nombres de los jugadores que han conformado las últimas representaciones canaleras.

Solo con excepción del inquieto armador Joel Muñoz, de 29 años, Danilo Pinnock, de 25 y Jaime Lloreda, de 29, Panamá no podría al día de hoy conformar una selección de buen nivel, que no esté plagada de jugadores de 30 años o más.

En un quinteto istmeño todavía es indispensable la presencia Michael Hicks, Antonio García y Jair Peralta, pero a juicio de Duncan, lo más preocupante es que no se ve en el camino quiénes pudieran llegar por completo sus zapatillas, si hay un torneo mañana.

En el Centroamericano, Panamá perdió la oportunidad de clasificar al Centrobasket 2010 y en el Premundial se escapó el chance de estar en el Mundial de Turquía, algo que si se hubiese un milagro.