Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Más Deportes

Diego Maradona sin censura

PANAMÁ. La odisea entre la selección Argentina, Diego Armando Maradona y su afición, ha terminado con un final feliz.

PANAMÁ. La odisea entre la selección Argentina, Diego Armando Maradona y su afición, ha terminado con un final feliz.

Por la última y decisiva fecha de las eliminatorias, Argentina consiguió el cuarto lugar al derrotar a Uruguay en el Estadio Centenario de Montevideo, escenario en el cual no ganaba hacía 33 años.

El rendimiento de la ‘albiceleste’ a lo largo de las eliminatorias sudamericanas fue semejante a un electrocardiograma.

Por momentos se pudo apreciar el fútbol característico de los argentinos, con el balón al ras del suelo, pases de primera y constante movimiento; por otros se vio a un equipo desorientado, que se mantenía en la pelea gracias a las individualidades.

El blanco de las miradas, críticas y desahogos fue su técnico Diego Maradona, quien desde que asumió en octubre del 2008, no ha hecho más que generar una polémica atrás de otra, desafiando a quien se pusiera en su camino, ganando más enemigos que amistades.

CELEBRACIÓN DESAFORADA

Tras el pitazo final del encuentro con Uruguay, Maradona explotó como una bomba de tiempo, y se descargó indiferente a las cámaras, grabadoras y personas presentes en el campo de juego.

No dio nombres, pero el mensaje llegó. El respeto y la delicadeza brillaron por su ausencia en cada una de las declaraciones.

"Que la chupen ahora, que la chupen y la sigan chupando", gritó eufórico, enviando un claro mensaje a los periodistas deportivos argentinos, aquellos con la habilidad de pasar del amor al odio —y viceversa— en un abrir y cerrar de ojos.

Por su parte, y para sorpresa de muchos, el presidente de la Asociación de Fútbol Argentino, Julio Grondona, apoyó a Maradona en cuanto a las declaraciones. "Cualquiera puede decir cosas en determinados momentos de las que después se arrepiente", comentó a una radio bonaerense, y destacó que “el caso de Maradona es muy particular, porque no creo que haya muchos periodistas deportivos que puedan decir 'no viví de Maradona”.

Todo indica que Maradona seguirá siendo el técnico de Argentina. Lo importante es ganar, hablando mal o bien.