Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Más Deportes

Daley hizo el juego de su vida

PANAMÁ. La felicidad irradiaba en la noche del martes pasado en el rostro del jugador panameño Kevin Daley, quien tras años sin venir a...

PANAMÁ. La felicidad irradiaba en la noche del martes pasado en el rostro del jugador panameño Kevin Daley, quien tras años sin venir a su país, fue el centro del espectáculo con motivo de la presentación en la Arena Roberto Durán de esta capital del afamado equipo de baloncesto de los Trotamundos de Harlem.

Daley es nada menos que el “showman” del famoso quinteto que encanta a los niños y público de todas las edades cuando se presenta, en una mezcla de acrobacias e ingenioso humor.

La presencia del jugador de 6,5 pies no pasó desde luego desapercibida, ya que deleitó con sus movimientos en la cancha y frases oportunas, con un micrófono que llevaba colgado, a los más de 9,000 espectadores que se hicieron presentes al evento.

“El juego en Panamá es el partido más importante de mi vida”, aseguró Daley, criado en Pedregalito (en el sector de Juan Díaz) y quien se incorporó a los Trotamundos hace seis años y por casualidad, según su relato.

“Estaba jugando un partido, y unos cazatalentos me vieron, les gustó mi dinamismo, y me preguntaron si me gustaría jugar con los Totamundos ”, recordó el panameño, quien tuvo la oportunidad de jugar con figuras de la NBA como Pierce Pool y Baron Davis.

Pero aunque Daley ha visitado alrededor de 50 países, sabe que el sentimiento de volver a Panamá es distinto.

En el país tiene familiares, y añora el sabor a patria de su terruño.

Viajó a Estados Unidos cuando tenía 13 años, y guarda buenos recuerdos de sus primeros años en el país, incluyendo cuando estudiaba en el Instituto Episcopal San Cristóbal de Río Abajo. Ahora su vida transcurre en el lugar en donde vive en Dallas (Estados Unidos) y entre viajes.

Daley pareció una vez en un comercial para Gatorade con la estrella del básquetbol estadounidense Michael Jordan, como la imagen del jugador en una etapa más joven de su vida.

Confiesa que su héroe al final es su padre, quien lo ayudó a salir adelante, y tras la muerte de su madre cuando tenía dos años, y que no se volvió a casar.

En 2007 dio un paso importante en su vida, cuando consiguió la ciudadanía estadounidense.

Destacó no obstante el sentimiento de orgullo que tuvo cuando se le presentó la oportunidad de jugar con el seleccionado de Panamá. Pero parte de esa alegría es también lo que le dicen los niños sobre cómo quieren que sea él.

Igualmente, destaca, el afecto que le han expresado personas que han perdido a sus padres, y que se identifican con su forma de ver la vida y sus logros. Una de las metas de Daley es crear recuerdos para una nueva generación de fans de los Trotamundos y que ven valor en el mensaje del quinteto.

ALEGRÍA CONTAGIOSA

Los Trotamundos, que oficiaron de locales, al final ganaron el partido de exhibición por 84-72, frente a los Generales de Washington, y que vinieron también como parte del espectáculo.

De la presentación en Panamá quedó la imagen de la alegría de la gente, en especial de los niños.

También quedaron el baile de los jugadores con un muñeco flexible y el momento en que una supuesta ex figura del baloncesto, que dicen tiene 95 años, salta y encesta en vistosa acción. Los Trotamundos interactúan con el público en varias ocasiones, en una de ellas invitando a dos niños a aprender a hacer malabares con el balón, además de a encestar.

La organización del certamen lució bien, aunque las filas para compar comida en el intermedio se hicieron interminables. Al final del partido, se permitió al acceso al primer piso de la cancha, lo que permitió que el público se tomara fotos y que los jugadores pudieran firmar autógrafos.

Los Trotamundos partieron ayer hacia Chile, como parte de una gira que tuvo sus primeras escalas en Nueva York y en Houston. Luego tienen previsto retornar a Estados Unidos, antes de visitar Guatemala, Costa Rica, Puerto Rico y Venezuela. Antes estuvieron en las Islas Canarias, en Barcelona y en Madrid. Uno de los promotores de la gira comentó que los Trotamundos quieren mostrar cómo se puede jugar balocesto de otra forma.