Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Más Deportes

¿Qué queremos de Pandeportes?

Simple … y sin la más mínima duda. Y es que para saberlo no hay que ir a la Universidad ni tener cien años de experiencia en la dirigenc...

Simple … y sin la más mínima duda. Y es que para saberlo no hay que ir a la Universidad ni tener cien años de experiencia en la dirigencia ni en el movimiento deportivo, ni pertenecer a un Club Cívico, cuyos miembros parecen ser los únicos con talento para resolver entuertos. ¡No señor! Necesitamos que Pandeportes haga lo que todo el panameño quiere que haga: Reorganizar totalmente nuestro deporte. Debemos entender que 1971 es cosa de un pasado que tenía otras connotaciones y que el deporte, después de la creación del INCUDE ha vivido casi 40 años de transformaciones, sobre todo en los países con los que nos toca competir y que hoy marchan a la vanguardia en las citas deportivas que nos impone el ciclo olímpico.

No nos hemos dado cuenta que los tiempos cambiaron, nuestras ciudades cambiaron, nuestros dirigentes ya no son los mismos, ni piensan como los de antes, todo cambió. ¿y el deporte? Sigue viviendo un retraso tan grande que no nos permite avanzar hasta el lugar que sin dudas —lo hemos probado con Saladino— podemos ocupar. Urge con urgencia notoria, urgentísima, una nueva ley del deporte. Totalmente nueva, funcional, acorde con los tiempos y los demás países de la lista de los mejores, una ley agresiva y moderna. Como la que tiene CUBA, sin pensar que se trata de un país comunista o socialista sino pensando que gracias a su Ley del Deporte, es hoy una de las 10 potencias deportivas más grandes del planeta.

Una ley que contemple la masificación del deporte, el uso discrecional de todos los dineros que el Estado invierte en deporte, la filosofía de la enseñanza y la tecnificación de todas las disciplinas del deporte con el propósito de crear los técnicos a nivel universitario que necesitan cada uno de los deportes en cada una de sus fases, de masificación, preparación y competencia.

El Estado en franca armonía con el COP necesita tener el control del deporte para que los dineros que se inviertan se utilicen científicamente, previa la presentación de planes y presupuestos así como también metas a las que se aspiran en las confrontaciones de todo el año. El dirigente tiene que ser pagado por el Estado en el caso de aquellas Federaciones Internacionales que no puedan hacerlo por razones de presupuesto. Analice usted el caso del fútbol cuyo presidente devenga salario a la par de los Ministros sin que nada ni nadie pueda exigirle resultados. Pandeportes necesita organizar prioritariamente un plan de construcciones de instalaciones deportivas, sujetas a necesidades científicas y no al parecer del Director de turno.

No podemos darnos el lujo de tener más de 70 canchas sintéticas de fútbol que no han producido el más mínimo resultado a nivel de alta competencia mientras contamos con un Campeón Olímpico del Salto Largo, sin tener un coliseo deportivo exclusivamente para la práctica de todas las variedades de pista y campo.

Igual nos pasa con otros deportes que le han dado mucha gloria al país y que practicando en verdaderos muladares llenan de vergüenza a quienes debían ocuparse un poco más de esa juventud que ya no tiene caminos buenos que recorrer. Urge un polideportivo, de primer mundo, para la práctica de los deportes llamados de contacto o de combate y para las pesas, lucha. etc.

Presidente Martinelli: Usted no necesita deportólogos de dos cabezas y cuatro manos porque CUBA no los tiene; no necesita escarbar bajo tierra para encontrar los que pueden hacerle un gran trabajo a la patria. Señor presidente con una muy poquitita dosis de buena voluntad que le hace falta porque hasta ahora usted ha demostrado tenerle buena fe y deseo de mejores días a nuestra juventud, vamos a tener cambios de verdad. El deporte necesita eso: alguien que se atreva. Un cambio total de verdad. No hay otra fórmula, no existe otra salida. ¡Borrón y cuenta nueva! rené rizcalla renerizcalla@hotmail.com