Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Más Deportes

‘Este oro es de toda la delegación’

Cuando Panamá hizo su inscripción final de atletas para los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico, era claro...

Cuando Panamá hizo su inscripción final de atletas para los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico, era claro que con los dedos de una sola mano se podían contar los deportistas con opciones a medalla de oro.

En este pequeño paquete de atletas con etiqueta de ganadores, la principal figura de la delegación canalera acá en Mayagüez es, sin duda, el nadador de 21 años Edgar Crespo, quien desde que se lanzó a la piscina del Natatorio Centroamericano demostró que pasa por uno de los mejores momentos de su carrera.

Crespo impuso récord en los 50 metros pecho y de paso hizo que Panamá escalara en el medallero en un abrir y cerrar de ojos, tras conseguir la primera presea dorada de la escuadra tricolor.

Un día después de lograr que el himno de Panamá se escuchara en tierras boricuas y en la tranquilidad del apartamento 862 de la Villa Centroamericana, Crespo conversó con La Estrella sobre todo lo que ha vivido en esta cita deportiva.

L.E. EDGAR, SE SABÍA QUE LOS 50 METROS PECHO ES TU ESPECIALIDAD Y ERAS FAVORITO, ¿ESO TE AYUDÓ A CUMPLIR CON EL OBJETIVO?

E.C. Eso de ser favorito tiene sus ventajas y desventajas, pero yo no estaba pensando en eso ni en el récord, mi único objetivo era ganar una medalla para mi país y lo conseguí. Este oro es de toda la delegación.

L.E. IMPLANTAS NUEVO RÉCORD DE LA PRUEBA EN LA MAÑANA, PERO EN LA TARDE AUNQUE GANAS ORO, NO BAJAS ESA MARCA, ¿QUÉ HICISTE DIFERENTE EN ESAS DOS CARRERAS?

E.C. En la mañana fue un solo tiro directo, anunciaban las pruebas por heat y ya uno se preparaba mentalmente para salir a la pileta; sin embargo, en la tarde con eso de las premiaciones hubo algo de problemas. Primero nos dijeron que ya iba nuestra carrera y después que no, que había un reclamo de las premiaciones anteriores. Nosotros (los nadadores) nos activamos minutos antes de entrar al agua porque la adrenalina sube, pero si te dicen que todavía hay que esperar, eso baja y te distraes

L.E. PANAMÁ TIENE POCAS OPCIONES DE MEDALLAS DE ORO, TÚ ERAS UNO DE LOS QUE TENÍA LA OPORTUNIDAD Y LO HICISTE Y TODAVÍA TE FALTAN CUATRO PRUEBAS, ¿HABRÁN MÁS MEDALLAS?

E.C. Yo sabía que había varias miradas sobre mi actuación, y con la ayuda de Dios ya cumplí en una prueba. No me quiero comprometer diciendo que ganaré otras medallas, pero de lo que sí la gente puede estar segura es que voy a nadar como nunca en esa piscina para dejar el nombre de Panamá en lo más alto que pueda.

L.E. EN 2006 FUISTE BRONCE EN CARTAGENA, AHORA LLEGÓ EL ORO, ¿A QUIÉN LE DEDICAS ESTA VALIOSA MEDALLA?

E.C. Primero se la dedico a Dios, que sin Él no somos nada; luego, a todo Panamá, al Comité Olímpico, a la federación de natación, a mi familia, a mis entrenadores y todos mis compañeros.

L.E. ANTES DE LOS JUEGOS HABÍA DEMASIADOS PROBLEMAS INTERNOS EN PANAMÁ ENTRE DIRIGENTES, ¿QUÉ PUEDES DECIR DE ESO?

E.C. Realmente a mí no me gusta meterme en esos problemas de dirigentes, lo único que les puedo decir es que mi medalla es el fruto de un buen trabajo y una buena inversión, y que mientras nos apoyen, más atletas ganarán en cualquier competencia.

L.E. EN LOS CENTROAMERICANOS DE PANAMÁ FUISTE LA SENSACIÓN. ¿QUÉ HICISTE DESPUÉS DE ESOS JUEGOS PARA LLEGAR A MAYAGÜEZ CON UN NIVEL EVIDENTEMENTE SUPERIOR?

E.C. Después de los Centroamericanos descansé dos semanas y luego completé un plan de entrenamiento de 8 a 10 semanas en la universidad que estudio, en Texas, supervisado por mi entrenador Bill Koppelman y nos comunicábamos con Albino en Panamá, para coordinar todo el trabajo.

L.E. ¿CÓMO HAS VISTO LA ORGANIZACIÓN DE LOS JUEGOS ACÁ EN MAYAGÜEZ?

E.C. Bueno, como en toda competencia, siempre hay problemitas de organización en los primeros días, pero a eso no hay que tomarle color. Lo importante es que dormimos y comemos bien en esta Villa; tenemos buena salud, principalmente por la atención que nos dan los médicos que vinieron de Panamá.