Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Más Deportes

Dinastía beisbolera

PANAMÁ. Los comentaristas del béisbol de las grandes ligas recientemente destacaron a una parentela con varios participantes en la Gran ...

PANAMÁ. Los comentaristas del béisbol de las grandes ligas recientemente destacaron a una parentela con varios participantes en la Gran Carpa.

Abuelo, hijos, sobrinos y nietos figuran entre los atletas mencionados, todos de óptimo nivel competitivo. Es un hecho que se debe aplaudir. Pero en nuestro terruño tenemos algo más grande y digno de recalcar. Me refiero al clan Murillo, apellido rutilante desde el primer campeonato celebrado en tierra istmeña. José ‘El Expreso’ M. Murillo, con noventa y tres años a cuestas, está plenamente satisfecho de ser la base de una extraordinaria progenie amante a rabiar del pasatiempo nacional por excelencia. Este veterano defendió los jardines del equipo Bodega del Caribe, representante de la provincia de Panamá en el primer evento oficial llevado a cabo en el estadio de Cabo Verde desde el 27 de agosto al 3 de septiembre de 1944. Cuando lo conocí en calle 17 Oeste, sector del barrio de El Chorrillo, estaba en el desaparecido campo de Barraza del Granillo adiestrando a su primogénito en el arte del bate y la pelota. El niño apenas estaba dando los primeros pasos de su vida.

Su patronímico continúa desde aquel entonces brillando en los anales patrios. Sus hijos nacidos de su matrimonio con Leocricia: Marcos, Julio, Víctor y José, éste sobresaliente director y profesor de matemáticas, vistieron con éxito la franela de Panamá Metro al mismo tiempo. Además, Héctor el benjamín de la familia, destacó en contiendas juveniles.

Su nieto José III ostenta la marca de ser el único coterráneo en participar en cuatro torneos mundialistas de diferentes categorías (infantil, pony, juvenil y mayor). Parece un registro universal para el famoso libro Guinness World Records.