Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Más Deportes

Pandeportes y el taekwondo

El problema de la dualidad de federaciones de taekwondo comenzó en la era de Bob Arango y su sucesor ‘Junito’ Pinzón ‘echó mas leña al f...

El problema de la dualidad de federaciones de taekwondo comenzó en la era de Bob Arango y su sucesor ‘Junito’ Pinzón ‘echó mas leña al fuego’, reconociendo una 2ª federación, la de Gustavo Torres, existiendo la Asociación Panameña de Taekwondo, avalada por el COP y por la Federación Mundial de Taekwondo. Por una especie de ‘línea dura’ de ambos grupos, en especial la de ‘Probeta’ del Sr. Torres, jamás ha querido respetar las Reglas de la FMT, y se colgó del cordón umbilical de la administración de Ramón Cardoze, para querer gobernar el taekwondo al margen de las reglas de la FI, y sin importar ser reconocido por el COP.

En pleno IX JCA se dio un incidente feo en el desarrollo del taekwondo en el Gimnasio Roberto Durán, al margen de las reglas de la FI, exigiendo la participación de un puñado de atletas del grupo de Gustavo Torres. Lo que debió ser el inicio de un acercamiento, dejó un sabor amargo de echar más leña al fogón, y señales de parcialidad, se profundizó la diferencia entre los dos grupos. Hoy quiero comentar del espectáculo denigrante del pasado fin de semana, al obtener informaciones del Torneo de Judo Costa Rica Open, que contaba con el aval de la FMT. Debo señalar y sin el ánimo de ser o sonar irrespetuoso, o parcializado hacia un lado, el Sr. Torres es un reincidente en competir a nivel internacional, sin estar avalado por el COP ni por la FMT. En Costa Rica lo ha venido haciendo con un certamen llamado Yin Yang, patrocinado por una empresa privada.

En un torneo aprobado por la FMT, y lo sabe Torres, solo pueden participar los atletas y asociaciones reconocidas por la FMT. Al parecer, el Pres. de PATU, el Maestro Je Ho Choi, incurrió, según mis averiguaciones, en una extralimitación de funciones, informando al Sr. Wilmar Alvarado, Pres. de la Federación Costarricense de Taekwondo, que los atletas del grupo de Torres podían participar por derecho propio. Ignoró que esa potestad es solo para las Asociaciones reconocidas por la FMT, y en Panamá, el que dirige el Dr. Varo Barragán. En virtud de esto, Wilmer Alvarado, se comunicó con Jik Sun Yang, Sec. General de la FMT, quien le comunicó que la FMT solo reconoce a la Asociación que preside el Dr. Barragán, y él es que podía inscribir atletas. Acto seguido, informan que se dio la apertura de que con una carta se podía inscribir a los atletas con cintas de colores, no así los de cinta negra. Esto no fue aceptado por el grupo de Torres, que quería inscribir a todos los atletas. La competencia de cinta negra era válida para el ranking y lo favorecía sin estar avalada por la FMT.

Estando presente el SDG de Pandeportes, Sr. Franklin Cigarruista, no sé en qué papel, pero demostrando CERO conocimiento de las reglas internacionales, donde no existe ‘participación por derecho propio’, decidió seguro con instrucciones de su jefa, la DG de Pandeportes, incurrir en el error garrafal de ventilar el problema al estilo del ‘viejo oeste’. Recurrió al apoyo de la Embajada de Panamá en Costa Rica para impedir que los atletas con el aval de la FMT usaran la bandera nacional. Lo insólito de esto fue que se usó una Res. del 2008, expedida por Ramón Cardoze, quien protegía al Sr. Torres.

Opino que fue una ‘torpeza’ y, en mi opinión, podría ser interpretada por la FI y el COI como una intromisión gubernamental. Pese a esto, Luis Gaitán Gónzalez, cinta negra, ganó oro, y Kirk Causadia, plata. En las cintas de colores se ganó 8 de oro y 1 de plata. No tengo duda del deseo de la DG de Pandeportes de resolver el problema, pero debe actuar de árbitro imparcial.