Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Más Deportes

La hípica criolla de fiesta de fundación

PANAMÁ. Escribir de la hípica panameña en propiedad se hace dificultoso por lo extenso de esta materia que ha tenido nuestra república, ...

PANAMÁ. Escribir de la hípica panameña en propiedad se hace dificultoso por lo extenso de esta materia que ha tenido nuestra república, razón por la cual mencionaremos los hechos y acontecimientos más connotados en la materia.

ANTECENDENTES HISTÓRICOS

El desenvolvimiento de la hípica no organizada en Panamá, antes de iniciarse oficialmente el 15 de octubre de 1922, se dio en diversas partes desde 1880, según el artículo publicado en el Star And Herald, donde el cronista narra el fervor que se sentía por las carreras de caballos, las que se celebraron en el sector de la Tumba Muerto, la Avenida Central y en la Avenida Perú.

JUAN FRANCO, EL PRIMER ESCENARIO HÍPICO OFICIAL

Tras muchos años de actividad hípica no organizada en toda la República de Panamá hasta el año 1922, un grupo de prominentes figuras amantes de esta industria fundan el Club Hípico de Panamá, conocido como el Panama Jockey Club, y firman un contrato con la nación, llevándose a cabo las confrontaciones de los equinos en la pista del óvalo de Juan Franco, inaugurado oficialmente el 15 de octubre de 1922 en una regia ceremonia protocolar.

34 AÑOS DE COMPETENCIAS

El Hipódromo Juan Franco, primera plaza hípica de Panamá, mantuvo la actividad por 34 años, llevando a cabo en su cancha grandes confrontaciones con reconocidos caballos de todo el planeta Tierra, como también la existencia de reputados preparadores y látigos procedentes de todas las latitudes, quienes le imprimieron a la hípica la fuerza laboral necesaria para su grandeza.

NACIMIENTO DE HIPO-REMÓN

La necesidad de trasladar a un lugar más lejano de la ciudad y suplir la antigua y deteriorada infraestructura del Hipódromo Juan Franco originó que el ejecutivo se interesara por la construcción de una nueva plaza en el corregimiento de Juan Díaz.

INAUGURACIÓN DEL HPR

El nuevo establecimiento hípico fue inaugurado el 14 de julio de 1956 por el gobierno de Ricardo Manuel Arias Espinosa en una ceremonia a la que asistió como invitado especial el presidente electo, Ernesto De La Guardia Jr., ante una multitudinaria presencia de fanáticos. Allí surgió un renovado movimiento del ‘turf’ panameño.

GRANDES EQUINOS Y FUSTAS

De la existencia de nuestros dos establecimientos de carreras en Panamá han egresado grandes luminarias del sillín probados en todo el orbe, además de reconocidos preparadores de caballos y, sobre todo, el mejoramiento de la crianza del pura sangre de carreras nacional, testimonio de lo cual han sido los resonantes triunfos obtenidos, año tras año, en la serie hípica del Caribe.

RAÚL ESPINOSA, PADRE DE LA HÍPICA PANAMEÑA

Por su valioso aporte a esta industria, el turfman Raúl Espinosa ha sido reconocido como el ‘padre de la hípica panameña’, por su dedicación y esmero en el desarrollo y desenvolvimiento de esta actividad.