22 de Feb de 2020

Más Deportes

Cayucos, travesía por el Canal de Panamá

Lo que inició como una aventura de los jóvenes boy scouts de la antigua Zona del Canal, creció y dio origen a la regata Ocean to Ocean

Para muchas personas, navegar en un cayuco representa solo un pasatiempo o quizás una simple competencia, pero lo que algunos no saben, es que este deporte está estrechamente ligado a la historia del Canal de Panamá.

La competencia de cayucos era una de las tantas actividades que se realizaban en la antigua ‘Zona de Canal’, ese parte del territorio nacional que era prohibido para el resto de los panameños.

Todo inició en 1954, cuando el ingeniero. Frank Townsend de la Compañía del Canal de Panamá tuvo la idea de llevar a un grupo de exploradores de los boy scouts de América, a conocer una comunidad indígena del río Chagres,

Estos jóvenes, de entre 14 y 17 años, tenían el respaldo de la comunidad ‘zonians’ y de la Comisión del Canal de Panamá controlada en esos tiempos por los norteamericanos.

La idea original era llevar a los boy scouts a visitar comunidades indígenas panameñas, para familiarizarlos con su cultura.

La experiencia de realizar una regata entusiasmó tanto a los muchachos del Comité de Boy scouts , que decidieron comprar más cayucos y realizar competencias.

Fue así, que ese mismo año se decidió organizar la primera carrera formal del Atlántico al Pacífico.

Eso dio origen a la tradicional regata Ocean to Ocean, una carrera de cayucos que se extiende desde el oceano Atlántico, hasta el Pacífico.

En diciembre de 1999, se retiran todas la bases militares del territorio nacional, en cumplimiento de los tratados Torrijos -Carter y el Canal de Panamá pasa a manos panameños.

Pero, con la salida de las bases norteamericanas del territorio panameño, también desaparece la actividad de los cayucos.

RESURGEN LA REGATAS

En el año 2000, un grupo de apasionados por el deporte del cayuco decide no dejar perder esta tradición y fundan el Club de Remos de Balboa (CREBA).

Con entusiasmo y el apoyo decido de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), trabajadores del Canal, el CREBA logra mantener viva las carreras de cayucos y el Ocean to Ocean.

‘Para nosotros es un tremendo orgullo haber retomado este deporte, porque aunque nació con un grupo de jóvenes boy scouts norteamericanos, la idea surgió del medio de transporte que utilizaban nuestros indígenas’, asegura Luis Armando Lasso, actual presidente del CREBA.

El Club de Remos también organiza varios eventos preliminares a la Regata Océano a Océano: las regatas de la Calzada de Amador y la de aceleración del Gamboa Rainforest Resort.

‘ Desde el 2000, ha sido una buena sociedad entre la ACP y el CREBA. Por una parte, nosotros hacemos la parte deportiva y ellos (ACP), con el apoyo que nos ofrecen promueven la competencia como parte de sus actividades’, señaló Lasso.

Lo que se inició hace más de 60 años con menos de 10 cayucos, ahora reúne a más de 120 equipos cada año.

Al principio, era solo un deporte para hombres, pero en la década de los 70, se permitió la participación de muchachas exploradoras.

Luego, se permitió que la tripulaciones estuvieran conformadas por hombres, mujeres, y mixtas.

Existen dos categorías: la Juvenil, entre 14 y 21 años con equipos de 4 tripulantes- y la abierta, de 22 años en adelante.

La temporada de cayucos generalmente es de 4 meses, desde enero, hasta abril.

El deporte de los cayucos es un ejemplo de como se trabaja en equipo y una actividad que trasciende generaciones.