Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Más Deportes

El gran apoyo de los guías locales en los senderos

Un trabajo gratificante que contribuye al turismo y al desarrollo de este segmento positivamente

Las iniciativas del senderismo contribuyen ricamente al turismo interno.

La importancia de contar con guías locales que reconozcan el valor de las rutas que diariamente transitan, les permite a los pobladores contemplar una perspectiva diferente de generar ingresos adicionales y activar la economía local con los puntos turísticos de cada región.

Estos guías cuentan con preparación manejando a las personas brindándoles apoyo psicológico, compartiendo su conocimiento en historias y sucesos de los pueblos y primeros auxilios, armados con machetes, bastones de ramas que encuentren en el camino, una cordial sonrisa y buena voluntad que harán la diferencia en los senderos que elijas recorrer acompañado por ellos. Hoy tenemos la colaboración de Male Kappel que nos cuenta su experiencia:

En mi última aventura con Tribu Guarumo tuve la oportunidad de conocer al Señor Macedonio, oriundo de Barrigón, Coclé. Medio tiempo campesino en tiempo de safra y guía local, es muy atento, consciente de las capacidades de cada miembro del grupo que realizaba el ascenso, compartió el camino a mi ritmo mientras me comentaba anécdotas de las aventuras de otros intrépidos que intentaron subir a Marta.

Agradecí su paciencia y consideración durante mi peregrinaje. La motivación de llegar a la avioneta era lo que me hacía caminar. Muchos desconocían que el motivo por el cual caminaba era para rendirle tributo a mi padre, un ex-militar (quien aún vive) que tuvo la oportunidad de trabajar hombro a hombro con el General Omar Torrijos Herrera.

Participó en la búsqueda de los restos mortales de los que tripulaban la avioneta y compartió con éste en sus últimas horas de vida antes del fatídico accidente. Absorta en mis pensamientos y consciente del duro camino, Macedonio me preguntaba si me encontraba bien luego de haber caído por tercera ocasión.

La caída que más me dolió, resintió hasta lo más profundo de mi hernia en la espalda fue bajando el Violín bajo pleno bajareque. Sonreí y tomé su mano para impulsarme a levantarme – estoy bien ¡continuemos! – dije sin más. Agradecía de todo corazón no encontrarme sola, me hubiese quebrado y dudado de mis capacidades.

En ese momento, su preocupación era mi seguridad y me relató la historia de gente que pese a que no tiene las condiciones para realizar este tipo de actividades físicas, colocan su vida en peligro y no reconocen sus límites. La parte más difícil fueron las escaleras de lodo en las entrañas de Marta. Macedonio veía mi determinación y me continuaba alentando en los últimos kilómetros. De todo corazón les puedo comentar que las limitaciones están en nuestra mente, cuando posees un propósito y te ves concretándolo aunque tengas en contra todo pronóstico.

Con mucho orgullo puedo decir que alcancé mi cumbre; pero todo fue gracias a que durante mi andar la consideración, respeto a mi fuerza de voluntad y la sabiduría del experto del área fueron los pilares del éxito de mi sendero. Una foto muy especial tengo con mi mejor amiga, el guía y mi persona para inmortalizar el momento.

Las lágrimas de satisfacción aparecieron. Había cumplido mi objetivo y no veía la hora de regresar a la ciudad y compartir la aventura con mi papá quien entre lágrimas me agradeció tenerlo presente en mi ascenso y ser mi inspiración en esta genial aventura.

¿Sabían que cada guía local coordina con sus allegados para recibir a los grupos, aseguran el transporte, brindan la alimentación, alojamiento de cada uno de los aventureros?

Esto quiere decir que las ganancias generadas por los guías locales quedan completamente en el área que visitas.

La organización de las cooperativas y grupos les ayuda a su formación continua y garantizar que tu experiencia sea la más agradable. Personas humildes de buen corazón que te recibirán en sus hogares como otro miembro más de su familia.

Por eso, recomiendo altamente el uso de estos señores caminantes de la vida.

Yo logré alcanzar mi cima, hice un nuevo amigo y te garantizo que con el conocimiento y buena vibras de tu guía local tendrás una anécdota maravillosa que compartir.

ENCUENTRA TU RUTA