Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Más Deportes

Una nueva época asoma con fuerza

Sin mayores recursos, topes internacionales, pero con una firme voluntad, el baloncesto comienza a trazar rumbos positivos.

Una nueva época asoma con fuerza
Una nueva época asoma con fuerza

El 21 de junio, la Federación Panameña de Baloncesto (Fepaba) inició las prácticas para conformar la selección U-17, para competir en el Centrobásquet de la categoría.

‘Panamá siempre ha jugado un buen baloncesto, es lo que queremos que resurja aquí'

CARLOS MORALES,

COACH Y ANALISTA ESPECIALIZADO

Un grupo de 28 jóvenes canasteros trabajó durante poco más de un mes, bajo las órdenes del técnico puertorriqueño, David Rosario.

Sin topes de fogueo, más que aquellos conseguidos ante otros pre seleccionados locales, los doce muchachos fueron a República Dominicana como se dice en buen panameño: ‘a rifárselas'.

El resultado fue más que gratificante: una medalla de bronce y el pase al torneo Pre Mundial Sub-18 del próximo año en Canadá.

CON LA UÑAS

Prácticamente sin recursos a su alcance, la Fepaba lucha para atraer la mirada de la empresa privada, y el beneplácito de las autoridades nacionales.

COMIENZA UN NUEVO CICLO

Un buen grupo de canasteros representa el futuro de este deporte.

3 lugar en el torneo Centrobásquet Sub-17 es la carta de presentación de esta nueva generación de jugadores panameños.

2018 el próximo año, esta selección jugará el torneo Pre Mundial, con la opción de lograr un cupo para la cita universal.

‘El talento está allí, son jugadores a los que hay que desarrollar todavía más, pero sin dudas que es un grupo que le puede dar muchas alegrías a Panamá en un futuro próximo', apuntó el técnico Rosario, quien conoce a la perfección lo que sucede en el baloncesto nacional, y ya ha ofrecido resultados positivos en competencias internacionales.

Bajo su égida, el seleccionado nacional mayor se llevó la medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en 2014 en Veracruz, México.

LOS NUEVOS VALORES

Hace algunas semanas en una visita a nuestro país para ser partícipe de un nuevo proceso de ‘Operación Tamaño', el reconocido técnico y analista de baloncesto, Carlos Morales, dejó un mensaje muy especial para Panamá y su baloncesto.

‘En este país se juega baloncesto. Y se cuenta con talento para desarrollarlo. Darles esas oportunidades constituyen las fórmulas para que Panamá recupere su sitio en el baloncesto latinoamericano. Hay que trabajar mucho'.

Precisamente, es el punto medular en el que el coach Morales ha sido muy específico: desarrollo y mucho trabajo.

En este nuevo ciclo, el baloncesto panameño apreció el surgimiento de Ricardo Lindo, un espigado y prolífico jugador que resultó la pieza más valiosa del Centrobásquet Sub-17; además de Jesús Lombardo, un chico veraguense que tiene los ingredientes para convertirse en un prospecto de grandes proyecciones.

Panamá vuelve a soñar con este grupo de canasteros, cuya actuación ante los mejores equipos del área deja ver la existencia real de talento; solo es preciso el respaldo que se le brinde para entrenar y de paso descubrir otros talentos ocultos. Seguro que el futuro es promisorio.