Panamá,25º

06 de Dec de 2019

Más Deportes

El deporte sigue teñido por la corrupción

Tras el escándalo de la FIFA, un nuevo evento de corrupción se ha destapado, esta vez, en el baloncesto, con investigación sobre el deporte universitario de EU

El baloncesto universitario se ha visto empañado luego de que una investigación estableciera que unas veinte reglas de reclutamiento han sido violadas

Dice bien el viejo adagio: ‘cuando el río suena, es porque piedras trae...'. Aplicar esto a una situación específica del deporte, cuando se involucra a toda una organización, nos llevará al el caso que afecta hoy al baloncesto universitario.

LOS HECHOS

La National Collegiate Athletic Association (NCAA) representa la máxima expresión del deporte ‘no profesional' en los Estados Unidos. Su forma de manejo y organización ha tratado de ser replicada en distintos países, en base a modelos similares, pero todos, copiando lo fundamental de la forma en que se llega a desarrollar el talento deportivo, que posteriormente pasa a formar parte de las filas de los clubes del deporte profesional estadounidense.

Esta vez, un nuevo evento sacude el deporte colegial en los Estados Unidos.

El portal electrónico Yahoo Sports hizo públicos este fin de semana una serie de documentos que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) mantiene como parte de una investigación relacionada con la presunta violación de programas de reclutamiento en la NCAA.

De acuerdo con las revelaciones, unos 20 programas de la División I de las reglas de reclutamiento colegial habrían sido violadas con el propósito de adquirir ventajas sobre atletas con potencial de rendimiento alto, a fin de conseguirlos para sus respectivos equipos.

Los documentos del FBI dejan ver una serie de gastos ‘ilegales' realizados por la agencia ASM Sports, realizados a más de 25 atletas en posición de ser reclutados por distintas universidades.

La manera de mover el dinero para este propósito se estaba dando a través de los entrenadores de los centros educativos, según las investigaciones.

Los ‘gastos' identificados van desde pagos directos en efectivo al jugador, hasta viajes para su familia, todo con el fin de ‘amarrarlo' a una firma directa.

Durante la investigación, que tuvo una duración de más de 300 días calendario, se destaca la intercepción de unas 4 mil llamadas, entre celulares y en teléfonos fijos, que ayudaron a acumular evidencia para sostener un caso concreto por corrupción y la violación directa a lo señalado en los programas de la División I de la NCAA.

IMPLICADOS

La investigación apunta a jugadores que militaron y militan actualmente en centros superiores como Duke, North Carolina, Michigan State, Alabama y Kentucky, entre otros.

Entre los jugadores universitarios señalados, se encuentran Miles Bridge, actual jugador de Michigan State; Wendell Carter de Duke y Collin Sexton, jugador de Alabama State; y entre aquellos que ahora son profesionales, se encuentra la primera selección del draft del año pasado, Markelle Fultz, quien durante su período universitario en Washington, recibió ‘un préstamo' por 10 mil dólares.

La NCAA se adelantó a señalar que, de comprobarse todo este entramado, ‘se harán cambios sistemáticos', buscando corregir los errores producto de la situación.

El propio presidente de la organización, Mark Emmert, calificó como ‘una afrenta para quienes compiten sin ventajas' todo lo sucedido.

Otro punto de vista fue ofrecido por Chris Hill, director atlético de la Universidad de Utah, quien considera que existen ‘agentes carentes de ética de trabajo' que le están haciendo ‘un grave daño' al deporte colegial.

‘Tratar de comprometer a un jugador con premios, regalos o dinero es carecer del mínimo sentido de lealtad hacia el juego', apuntó Hill.

‘Comprometer a un jugador con dinero es carecer de lealtad hacia el juego'

CHRIS HILL,

UNIVERSIDAD DE UTAH