Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Más Deportes

Primera semana con licencias de entrenamiento para los atletas argentinos

Varios atletas se mostraron felices por poder volver a entrenar de cara a la cita olímpica en la capital japonesa, que está programada del 23 de julio al 8 de agosto de 2021

En la imagen, la gimnasta argentina Martina Dominici
En la imagen, la gimnasta argentina Martina DominiciEFE

Después de la autorización a través de un decreto de necesidad y urgencia para excluir a sus atletas olímpicos o en proceso de clasificación para Tokio 2021, Argentina vivió esta semana sus primeros días con actividad para sus deportistas más allá del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus.

Con una cuarentena que rige desde el 20 de marzo con distinta intensidad según la circulación del virus en las distintas provincias, el Gobierno argentino determinó la excepción en todo el país para aquellos clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio del año próximo y los que tengan posibilidad de competir por una plaza.

En provincias de baja circulación del coronavirus, gracias a las excepciones y determinaciones de los gobiernos locales, algunos deportistas de elite ya habían retomado sus rutinas de entrenamiento previo a esta determinación nacional.

Varios atletas se mostraron felices por poder volver a entrenar de cara a la cita olímpica en la capital japonesa, que está programada del 23 de julio al 8 de agosto de 2021.

Uno de los epicentros del regreso de estos atletas argentinos fue el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD), ubicado en el barrio porteño de Núñez, muy próximo al estadio Monumental de River Plate.

Allí, por ejemplo, la joven gimnasta Martina Dominici, la esgrimista María Belén Pérez Maurice, la judoca Paula Pareto, los jugadores de tenis de mesa Horacio Cifuentes y Martín Bentancor, y los seleccionados de hockey hierba masculino y femenino realizaron sus primeros movimientos en campo desde que se determinó la cuarentena.

LA PALABRA DE LOS DEPORTISTAS

“Es una alegría enorme volver a entrenar en el CeNARD. Estoy muy contento por esta buena oportunidad para retomar el ritmo y funcionamiento”, indicó Lucas Vila, el delantero de los Leones, luego de los primeros días de actividad que estuvo marcada por los controles y los ejercicios físicos con distanciamiento social.

“Vamos a estar trabajando durante un mes con tres encuentros semanales en grupos, tanto la parte física y de hockey. Este es nuestro nuevo gran comienzo", agregó el entrenador de “los Leones”, Germán Orozco.

El seleccionado femenino, en tanto, cumplió con controles médicos de rutina más allá de los exámenes de coronavirus y recién la próxima semana retomarán los trabajos en campo.

Tanto “Leones” como “Leonas” aguardan la autorización para fijar fechas y destino de una pretemporada larga que se realizará en dos ciudades del interior del país con baja circulación del virus.

Con respecto a este retorno, la juvenil gimnasta Martina Dominici que ya tiene garantizada su plaza olímpica para Tokio expresó: “Es muy diferente entrenar en tu casa o en la terraza, donde no tenemos ni el espacio ni los aparatos necesarios. En su momento sirvió para que pueda mantener un poco la parte física y algo de técnica también, pero ahora hay que aprovechar esta posibilidad y volver con todo”.

Por su parte, la esgrimista María Belén Pérez Maurice añadió: “Poder estar en el CeNARD es una felicidad enorme, me siento una nena que vuelve a hacer esgrima. Estoy súper feliz de ser una de las privilegiadas que puede volver a entrenar y me motiva un montón poder practicar acá”.

El tenista de mesa Horacio Cifuentes, que es el mejor argentino en la clasificación mundial en el puesto 74º, expresó: “Si bien me estuve preparando en casa, es importante volver al CeNARD en vista de la preparación para Tokio”.

Además de la judoca Paula Pareto, otro atletas que volvieron a entrenar en el CeNARD fueron los lanzadores de martillo Joaquín Gómez y Jennifer Dahlgren.

EL RETORNO EN EL RESTO DEL PAÍS

Además del CeNARD, otros puntos del país recibieron a los atletas argentinos en su regreso a la actividad. En la costa bonaerense, en Santa Fe y en Mendoza los remeros, palistas y velistas pudieron reencontrarse con su hábitat de competencia.

Agustín Vernice volvió a practicar en Olavarría y Rubén Rézola retornó con su kayak luego de dos meses al agua en Santa Fe. Este último no ocultó su alegría en diálogo con la radio LT10: “Estoy contento porque se habilito mi deporte en la ciudad, lo estaba esperando hace semanas. Trato de ir poco a poco porque está dura la vuelta, la intención es tratar de recuperar lo perdido”.

El mismo sentido el canoista de la especialidad slalom, Sebastián Rossi dejó su entrenamiento casero en una piscina para retomar su rutina en la costa de San Isidro. “Siento una gran alegría de volver a tomar contacto con el agua”, sentenció.

Otros que marcaron su vuelta a los ejercicios fueron el garrochista Germán Chiaraviglio retomó sus entrenamientos en el Centro de Desarrollo Deportivo NEA de Concordia, el regatista Francisco Guaragna Rigonat, 15° en el ranking de la clase laser en yachting, en la Laguna de Gómez de la provincia de Buenos Aires, mientras que las atletas Belén Casetta y Florencia Borelli recuperaron su trabajo en la pista de Mar del Plata.

El jinete Matías Albarracín regresó a su rutina habitual en las instalaciones del Club Hípico y de Golf City Bell, el surfista Leandro Osuna en la costa bonaerense, y los remeros Cristian y Brian Rosso junto a Agustín Scenna retornaron en la Laguna de los Padres de Mar del Plata.

Otros deportistas que también tuvieron sus respectivas autorizaciones fueron los nadadores: Delfina Pignatiello en la localidad bonaerense de San Isidro, Federico Grabich en Rosario, Guido Buscaglia en Mar del Plata; además de las duplas de voleibol de playa en Santa Fe, La Plata, Rosario, Mendoza y Mar del Plata.