Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Más Deportes

Organizadores de los Juegos Olímpicos no ven indispensable la vacunación masiva

Los anfitriones quisieron despejar una vez más las dudas que planean sobre los Juegos debido a la situación de la pandemia, tanto en Japón como en el resto del mundo, en una comparecencia ante los medios celebrada al día siguiente de la comisión ejecutiva del COI donde se lanzó un mensaje similar

Los organizadores nipones recalcaron que barajan un amplio abanico de planes para diferentes posibilidades de evolución de la pandemia.EFE

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 señalaron hoy que no ven indispensable la vacunación masiva en Japón para poder celebrar la cita olímpica, ya que se están preparando “para todos los escenarios posibles”.

Los responsables del comité organizador reafirmaron este jueves su determinación de organizar el evento deportivo el próximo verano “en cualquier situación”, lo que incluye también las posibilidades “de que no haya vacunas efectivas” o “que no se pueda vacunar a un elevado número de gente”, dijo en rueda de prensa el CEO de Tokio 2020, Toshiro Muto.

Los anfitriones quisieron despejar una vez más las dudas que planean sobre los Juegos debido a la situación de la pandemia, tanto en Japón como en el resto del mundo, en una comparecencia ante los medios celebrada al día siguiente de la comisión ejecutiva del COI donde se lanzó un mensaje similar.

“Estamos convencidos de que todas estas dudas se despejarán el día de la apertura de los Juegos”, dijo el presidente del comité organizador, Yoshiro Mori, después de que el máximo responsable del COI, Thomas Bach, afirmara que ese organismo “no pierde tiempo en conjeturas” y que están centrados en la fecha de la ceremonia inaugural, el 23 de julio.

Debido a la pandemia del SARS-CoV-2, los Juegos se pospusieron al verano de 2021, del 23 de julio al 8 de agosto.EFE

Los organizadores nipones recalcaron que barajan un amplio elenco de planes para diferentes posibilidades de evolución de la pandemia, que afectarán a las medidas de prevención de contagios entre atletas y a la presencia de público en las gradas, asuntos que deberán ser definidos en los próximos meses.

Una de las claves en este sentido será la inoculación de vacunas entre los atletas extranjeros, una medida sanitaria que el COI promoverá aunque no se espera que sea obligatoria, así como la vacunación a gran escala en Japón, un proceso que no comenzará hasta finales de febrero y que se alargará durante meses.

“Tenemos que ser muy pacientes con los preparativos para la vacuna”, dijo Muto, quien señaló que cada país “tiene sus propias medidas sanitarias” y añadió que todavía es preciso “discutir sobre distintos futuros escenarios antes de llegar a conclusiones”.

El comité organizador “espera que la vacuna se inyecte a tanta gente como sea posible”, tanto en Japón como a los atletas extranjeros y a los potenciales visitantes foráneos, según Muto, quien destacó no obstante que eso no es una condición indispensable para la celebración de los Juegos.

En cuanto al acceso de viajeros extranjeros al país para los Juegos y su presencia en las gradas olímpicas, los anfitriones también manejan “diferentes tipos de escenarios”, que incluyen la celebración de competiciones a puerta cerrada, señaló Muto.

Pero el director ejecutivo del comité organizador recalcó que los anfitriones “no quieren organizar unos Juegos sin espectadores”.

Un pronunciamiento

Este miércoles, el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, señaló que la decisión final sobre la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio no corresponde solo a Japón, sino que dependerá también del Comité Olímpico Internacional (COI) y del comité organizador.

Suga se pronunció así al ser preguntado en una comisión parlamentaria sobre los criterios que maneja su Ejecutivo para seguir adelante con la organización de los Juegos previstos para este verano en Tokio, en medio de la inquietud creciente sobre la forma en que podrá celebrarse el evento debido a la pandemia.

“La decisión no corresponde al gobierno. Llevamos a cabo los preparativos colaborando con el COI, el gobierno de Tokio y el comité organizador”, dijo el líder nipón.

Suga también recalcó que la prioridad actual del Ejecutivo es “hacer todos los esfuerzos para poder superar” la pandemia, y señaló que tener éxito en esta tarea será “extremadamente importante para poder celebrar unos Juegos seguros”.

En este sentido, el gobierno “está estudiando las medidas concretas a tomar y realizando los preparativos en estrecha colaboración con el COI, el gobierno de Tokio y el comité organizador”, dijo.

La ministra a cargo de los JJOO, Seiko Hashimoto, destacó por su parte que los anfitriones tienen previsto decidir la próxima primavera si habrá público en las gradas de las competiciones olímpicas y en qué medida, durante su intervención en la misma comisión parlamentaria.

Hashimoto admitió que otros de los aspectos por resolver entre el COI, el gobierno central y el de Tokio será si podrán llegar visitantes extranjeros a Japón para los JJOO, ya que el país mantiene cerradas sus fronteras desde finales del mes pasado.

Debido a la tercera y mayor ola de contagios del nuevo coronavirus hasta la fecha, Tokio y otras de las regiones más pobladas de Japón están bajo estado de emergencia sanitaria hasta el próximo 7 de febrero, una medida vinculada a las citadas restricciones fronterizas y que podría ser extendida un mes más en los próximos días.

El COI

“No perdemos tiempo ni energía en conjeturas. Estamos plenamente concentrados en la ceremonia inaugural del 23 de julio”, aseguró también el miércoles el presidente del COI, el alemán Thomas Bach, sobre los Juegos Olímpicos de Tokio.

En una conferencia de prensa posterior a una reunión de la comisión ejecutiva del organismo, Bach dijo que “nadie, ni el científico más prominente”, es capaz de predecir cuál será la situación de la pandemia del nuevo coronavirus cuando lleguen los Juegos, por lo que pidió “paciencia y comprensión” a los deportistas, al pueblo japonés y a las demás partes implicadas.

Al tiempo que reiteraba que la cuestión nunca ha sido si habrá Juegos en julio, sino “cómo serán”, el presidente del Comité Olímpico Internacional tuvo que anunciar una concesión: la sesión que el ente iba a celebrar de manera presencial en Atenas en marzo (10-12) será finalmente telemática, ante las dificultades de reunión que plantea la crisis sanitaria. En dicha asamblea se reelegirá a Bach en su puesto.