Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Economía

¿Sabe usted lo que consume?

Panamá.En las estanterías de los diferentes supermercados del país es común observar productos preenvasados como sopas instantáneas, gal...

Panamá.En las estanterías de los diferentes supermercados del país es común observar productos preenvasados como sopas instantáneas, galletas, jugos y dulces, con información en inglés, chino, portugués, incluso en árabe.

Entre enero y agosto de 2008, han entrado al país mil 369 millones de libras de productos preenvasados en idiomas que la mayoría de los consumidores no dominan o hablan, según estadísticas proporcionadas por la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA).

El 70% de estos alimentos provienen de Estados Unidos y el resto de países asiáticos, revela el mismo informe.

Los consumidores no han sido muy enérgicos en cuanto al tema y de hecho hace falta una ley que obligue a los importadores a reetiquetar los productos extranjeros con información en español, aunque esta exigencia es un derecho pleno de los consumidor , de acuerdo con el jefe del departamento de Elaboración y Revisión de Normas de la AUPSA, Luis Benavides.

Aunque se lleva un control estricto de la mercancía que entra al territorio nacional, es necesario y obligatorio que los alimentos preenvasados tengan gravado en sus etiquetas información que al consumidor le es indispensable leer en su propio idioma, apuntó.

Los esfuerzos para regular esta situación datan desde hace más de diez años.

El Ministerio de Comercio e Industria (MICI), entidad que le compete regular esta materia, aún no ha podido amarrar los cabos sueltos, que haobligado al consumidor a adquirir artículos sin conocer los ingredientes que contienen.

POCOS AVANCES

“La situación se torna compleja porque una ley supone un sobrecosto en el reetiquetado, una inversión que la empresa privada trasladará al consumidor” dijo el director nacional de Industria y Desarrollo empresarial del MICI, Francisco Labarrena.

El funcionario admitió que las conversaciones para lograr un consenso entre las partes (gobierno e importadores) son incipientes. Pero este reglamento no es algo nuevo en la región latinoaméricana.

Labarrena destacó que Costa Rica, Chile y México, por mencionar algunos países, le llevan la delantera a Panamá puesto que ellos obligan a sus importadores a detallar en español la información de los productos que se importan.

Las autoridades nacionales no tienen registrado casos en donde la salud de los consumidores se haya visto afectada por el mal estado de estos alimentos. “Pero no es necesario que pase una desgracia para que se tomen cartas sobre el asunto”, subrayó el presidente de la Unión Nacional de Consumidores de Panamá, Pedro Acosta.

¿EXISTE REGULACIÓN?

La Ley 45 que rige a la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (ACODECO), establece que el contenido de los tóxicos, agroquímicos y medicinas, son los únicos que deben estar en español.

La directora de Metrología de la ACODECO, Edilma López, asegura que el vacío que deja la ley se presta para que en Panamá se introduzcan productos que no cuenten con el permiso de comercialización.

Mientras las partes se ponen de acuerdo, son los propios consumidores los que deben estar al pendiente del contenido de los alimentos, para evitar problemas de salud.

Por el momento, los compradores solo dependen de sus instintos y capacidad al momento de hacer sus compras en los diferentes sitios de expendios de alimentos ubicados en el país.