Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Economía

Inversiones podrían bajar E

PANAMÁ. Las ventas de casas de segunda residencia o proyectos habitacionales dirigidos a extranjeros podrían verse afectadas en Panamá.

PANAMÁ. Las ventas de casas de segunda residencia o proyectos habitacionales dirigidos a extranjeros podrían verse afectadas en Panamá.

La crisis financiera que vive los Estados Unidos amenaza la promoción de este importante sector. El ambiente a crisis que se respira podría desanimar a los compradores extranjeros, comentó el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), Walter Medrano.

Las declaraciones del empresario se dieron luego de conocer el informe del director para América Latina del Fondo Monetario Internacional (FMI), Anoop Singh, quien cree que la región sufrirá una reducción al captar capital externo debido a la aversión generalizada al riesgo, por consecuencia de la crisis económica que vive los Estados Unidos. Hasta ahora, la región había resistido bien las olas expansivas de la crisis en los países desarrollados, que se declaró hace algo más de un año, pero se verá sacudida por el maremoto de las últimas semanas, subrayó Singh.

Pero, Medrano recordó que el sector de la construcción en Panamá ha atravesado por varios períodos cíclicos y esta al igual que las otras, también será superada.

El presidente del Colegio de Economista de Panamá, Raúl Rivera asegura que además de la construcción, el crédito y el consumo serán sacudidos por los vaivenes que sufre la mayor economía del mundo.

“Hasta dónde nos veremos afectados, eso dependerá del comportamiento de los mercados financieros”, dijo Rivera.

Lo que sí es cierto es que hay un aire de inseguridad entre los inversionistas, y esto es peligroso porque parte del crecimiento de cada país depende precisamente de la inversión extranjera.

En los últimos diez años, las inversiones privadas y públicas en materia de construcción en Panamá, superan los 10 mil millones de dólares. Sin embargo, la proyección de inversiones para los próximos 7 años, superan los 20 mil millones de dólares.

El reto para América latina

Según la FMI, el principal riesgo ahora para América Latina, aparte de los problemas financieros, es si la ralentización mundial provoca una reducción mayor de los precios de las materias primas.

Falta de liquidez

América Latina en su conjunto se resentirá de la desaparición súbita de la liquidez. "Le será difícil acceder a los mercados", predijo Singh. No obstante, el funcionario cree que las Bolsas muestran una reacción excesiva a los problemas económicos mundiales, algo usual cuando hay crisis, y que las condiciones posiblemente se normalizarán y permitirán a América Latina volver a obtener financiación externa. En otras ocasiones, un período, aunque breve, sin capital externo sería sinónimo de crisis de deuda en la región, pero no será así esta vez, según José Fajgenbaum, subdirector del departamento de América Latina.

El funcionario destacó que los gobiernos latinoamericanos tienen cubiertas sus necesidades de financiación a corto plazo y algunos incluso para todo el 2009.

Las empresas no son tan afortunadas y algunas de ellas probablemente tendrán que posponer planes de expansión ante la escasez de créditos en los mercados internacionales, según FMI. En todo caso, Singh afirmó que las compañías latinoamericanas dependen menos del capital externo que el sector privado en otras regiones. Pese a todos los problemas, el Fondo prevé que América Latina crecerá un 4.6% este año y un 3.2% en el 2009. Singh enfatizó que en sus cálculos el organismo asume que los gobiernos de los países desarrollados lograrán estabilizar el sistema financiero con intervenciones extraordinarias en los mercados.