Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Economía

Nueva ISO 9001 es menos complicada

ESPAÑA. Las normas de calidad son un instrumento de gestión fundamental para empresas, administraciones públicas y otras entidades, per...

ESPAÑA. Las normas de calidad son un instrumento de gestión fundamental para empresas, administraciones públicas y otras entidades, pero profundamente desconocido para los consumidores. Muy pocos ciudadanos son conscientes de que cuando compran un juguete, suben a un transporte público, ingresan en un hospital, utilizan una tarjeta de crédito o adquieren una grifería para el baño están utilizando servicios o decantándose por productos que muy probablemente cuentan con un certificado emitido de acuerdo a una norma de calidad.

Desde 1987, la ISO 9001 ha sido la herramienta de gestión empresarial en este ámbito más extendida en el mundo, y a su sombra se han emitido casi un millón de certificados en 170 países.

En España, el número de certificados ronda los 60,000, lo que nos convierte en el segundo país de Europa y en el cuarto del mundo por número de certificaciones.

El próximo 17 de noviembre esa veterana ISO 9001 será sustituida por una versión más sencilla y más clara. 'La 9001-2008 es una norma fundamental dentro de la normalización internacional; de hecho, su aprobación ha supuesto la contribución más importante para que las normas sean conocidas y empleadas por la mayoría de los sectores económicos.

La nueva versión clarifica y ayuda a una mejor aplicación en los sectores económicos', explica Gonzalo Sotorrío, director de normalización de Aenor, la entidad legalmente responsable del desarrollo de las normas técnicas en España y representante español en ISO. Aenor, que tiene más de 27.000 normas en catálogo, ha emitido, además, más de 47.000 certificados en toda España a empresas, administraciones, productos o servicios. De ellos, 23,000 corresponden a certificaciones de calidad con referencia a la ISO 9001.

Los cambios introducidos por la nueva versión del 2008 ‘son mínimos’, confirma también Albert Canadell, Market Development Manager de DNV España, multinacional de servicios de certificación. ‘Lo que aconsejamos hacer a las empresas que ya están certificadas con la versión actual es, simplemente, superar la siguiente auditoría de su proceso de certificación normal ajustándose a la versión del 2008’.