Temas Especiales

18 de May de 2022

Economía

Agoniza Coosemupar

CHIRIQUÍ. La Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar) enfrenta una difícil situación. Según estimaciones de...

CHIRIQUÍ. La Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar) enfrenta una difícil situación. Según estimaciones de los propios trabajadores, el 95% de las tres mil hectáreas que componen las plantaciones de banano, se encuentran afectadas por el hongo causante de la sigatoka negra.

Este problema, que inició a finales de octubre, ha paralizado totalmente las exportaciones a Europa, dejando pérdidas millonarias.

Pero además del hongo, la cooperativa encara deudas con los acreedores que alcanzan los 43 millones de dólares, aunado a la falta de mantenimiento del sistema de riego.

Nidia Medina, quien desde hace cinco meses es la nueva gerente interventora de Coosemupar, admite que las plantaciones están en una condición “muy delicada” y  reconoce que las cosas están “en suspenso”.

Según Medina, aún no se ha definido el rumbo que  tomará la cooperativa y solo adelanta que “antes de fin de año, se tiene previsto establecer las medidas de recuperación”.

REALIDAD FINANCIERA

La falta de liquidez de Coosemupar, ha llevado al gobierno en más de una ocasión a “tirarle la toalla”. Recientemente se aprobó un subsidio de tres millones 850 mil dólares, destinados a atender el pago de la planilla hasta diciembre de este año, así como el décimo tercer mes y las liquidaciones que estaban pendientes.

Con esta partida también se tiene previsto pagar los cheques que se habían puesto en circulación desde los meses de abril y mayo, los cuales suman 580 mil dólares aproximadamente; además de amortizar la deuda a las casas comerciales e instituciones financieras.

La interventora aclaró que esta inyección económica, no contempla el pago a proveedores de insumos o servicios; así como tampoco la compra de fertilizantes para el control de la sigatoka y el mantenimiento del sistema de irrigación.

Esta cooperativa mantiene pasivos que sobrepasan los 40 millones de dólares, en concepto de préstamos a corto y largo plazo, así como sobregiros.

Los libros indican que desde el mes de mayo, el gobierno ha estado pagando la planilla a través de sobregiros otorgados por el Banco Nacional de Panamá, a excepción de tres quincenas que fueron canceladas con el dinero producto de la venta de la fruta a una empresa italiana.

Pese a este panorama, Medina dice tener esperanzas. “Hay que elevar los niveles de producción; además de encontrar buenos compradores y pagadores”, señala.

Salustiano De Gracia, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Chiriquí Land Company (Sitrachilco), asegura que existe mucha preocupación por la situación que atraviesa la cooperativa, de la cual dependen 2 mil 800 trabajadores.

“Sabemos que Coosemupar se aboca a una crisis muy difícil e histórica”, dice el dirigente, quien en las últimas semanas ha cuestionado la labor de los interventores designados por el Instituto Panameño Cooperativo (Ipacoop).

PRODUCCIÓN PARALIZADA

Antes de esta crisis, Coosemupar exportaba 80 contenedores de banano semanalmente. Hoy, ante la falta de producción, las pérdidas ascienden a 2 millones y medio de dólares.

La dirigencia sindical está preocupada porque existen contratos que se habían firmado con empresas extranjeras que se han incumplido, lo que podría causar demandas a la ya golpeada cooperativa.

En algunas fincas se ha estado empacando para el mercado local. Tal es el caso de los supermercados Rey y Riba Smith, que tras las inundaciones en Bocas del Toro, ahora le están comprando a la cooperativa tres contenedores cada uno.

Mientras tanto, en las fincas se hacen trabajos de limpieza y saneamiento manual de la sigatoka, como el corte de las hojas afectadas; pero los resultados son pobres.

Esta no es la primera vez que la Coosemupar ve paralizada su producción.

En 2003 también se vivieron momentos críticos a causa de la sigatoka negra, sin embargo, de acuerdo a los trabajadores, “el panorama esta vez, es más dramático”.