Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Economía

Panorama gris

PANAMÁ. . El cómo la crisis financiera global que inició en EEUU va a afectar las economías emergentes, fue el tema central de la confe...

PANAMÁ.

El cómo la crisis financiera global que inició en EEUU va a afectar las economías emergentes, fue el tema central de la conferencia “Perspectivas Bancarias y Financieras 2009 ¿Qué nos pasará?”.

En el evento participó Paul Spindt, de Tutele University, Eduardo Pablo, de la Fundación de Estudios Avanzados de Gerencia (IESA) y Ernesto Bazán de la Calificadora de Riesgo Equilibrium. Todos dieron un pantallazo en diferentes perspectivas.

VISTA GLOBAL

Paul Spindt, comenzó con decir que en esta crisis global se han perdido más de 30 mil millones de dólares por el descalabro del mercado accionario, pero mencionó que la mayor sensibilidad la han sufrido las riquezas acumuladas destinadas para los ahorros y jubilaciones.

Otro aspecto que señaló, es que la actual economía se basa en altos niveles de endeudamiento y ante esta resaca financiera, habrá más restricciones al crédito.

Sin embargo, el experto no considera que la estrategia del apalancamiento sea el factor determinante que desencadenó la crisis mundial, pues tomó por ejemplo las economías de Japón y Alemania que se han caracterizado por mantener una política de ahorro y éstas también se ha declarado en recesión. Spindt resalta que la desconfianza tiene un efecto directo en la crisis, simplemente porque los inversionistas prefieren no tomar riesgo. Pero pronostica que esta actitud se modificará al momento que los bonos y acciones lleguen a caer tan bajo, que la gente esté dispuesta a comprar.

Sobre la decisión del gobierno estadounidense de rescatar el sistema financiero, el profesor lo consideró necesario para recuperar la confianza en el mercado, pero desaprueba que esta estrategia se utilice para otros sectores productivos.

VISIÓN REGIONAL

Eduardo Pablo, de IESA, aunque admite que las economías de América Latina se verán afectadas por la estrecha relación comercial con EEUU, apuesta a que en esta ocasión, los países de la región están mejor preparados para hacerle frente a los estragos de la crisis.

Resaltó las reservas y la poca dependencia a los mercados accionarios, refiriéndose a que la mayoría de los latinoamericanos no invierten las bolsa.

Pero la crisis siempre nos tocará. La desaceleración económica en los países en desarrollo, el aumento en el desempleo y la restricción de los gastos del Estado serán las principales consecuencias.

VISIÓN LOCAL

En Panamá, los financistas y economistas han coincidido en que los créditos van a disminuir en forma general.

El sector que ha dado los primeros síntomas es el crédito de comercio minoristas que bajó -2% con respecto a enero y octubre del 2007 y el mismo período de este año.

Las otras carteras también registrarán un decrecimiento, pero Ernesto Bazán, no considera que lleguen a cifras negativas.

Bazán advierte que el índice morosidad y deuda vencida tuvo un ligero repunte entre el mes de septiembre y octubre y que aunque está en un margen manejable, debe haber un estricto control. Menciona entre los sectores que se tienen que prestar especial atención es la Zona Libre de Colón.