Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Economía

En espera de la reglamentación

PANAMÁ. Pasadas las 2:00 de la mañana del 31 de diciembre de 2008, se aprobó finalmente en tercer debate, la ley que otorga incentivos...

PANAMÁ. Pasadas las 2:00 de la mañana del 31 de diciembre de 2008, se aprobó finalmente en tercer debate, la ley que otorga incentivos a la exportación europea. Pero, todavía hay que esperar la reglamentación para conocer el método de aplicación de los nuevos incentivos que tienen el objetivo de subsanar el perjuicio por la pérdida del Sistema Generalizado de las Preferencias Plus (GSP+).

Este proceso se tiene proyectado culminar la próxima semana.

Uno de los puntos que mayor preocupación le produce a los empresarios nacionales, es el tiempo que demorará acogerse a los beneficios del incentivo.

EXPECTATIVAS

“No es dinero constante y sonante, pero es una forma de recibir la compensación”, expresó el presidente de la Asociación Panameña de Exportadores (APEX), Máximo Gallardo, quien hace la salvedad que “no es lo que nos hubiera gustado”, pero espera que no demore más de 60 días el retorno del gasto por el aumento de los aranceles.

Gallardo explica que para no perder los contratos ya establecidos, optarán porque el cliente europeo se descuente la diferencia del GSP+, en el pago de la transacción.

CAMBIOS EN EL INCENTIVO

Los diputados hicieron importantes modificaciones al proyecto de Ley Nº469, presentando por el Órgano Ejecutivo, a través del Ministerio de Comercio e Industrias.

Entre estos cambios aparece la sustitución del término eurobonos por eurocertificados; la inclusión a todos los agroexportadores que se beneficiarían con el GSP+; y el incremento de 12% del Certificado de Abono Tributario (CAT).

Los eurocertificados se mantendrán en vigencia hasta que la Unión Europea conceda nuevamente los beneficios del GSP+ o se extenderá hasta el 30 de junio del 2010, dependiendo lo que suceda primero. En el caso de los CAT, estos iniciaron desde el 1 de enero y finalizará hasta el 31 de diciembre del 2009.

Aunque no han definido la cuantía de lo que el Estado dejará de percibir con estos incentivos, las autoridades toman como referencia el año anterior que representó 10 millones de dólares la diferencia entre GSP+ y el pago regular de los aranceles.