Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

El nuevo rostro detrás del sector automotriz

S i hay un sector que ha sido realmente azotado por la crisis económica mundial en Estados Unidos, Europa y Asia, ha sido el sector auto...

S i hay un sector que ha sido realmente azotado por la crisis económica mundial en Estados Unidos, Europa y Asia, ha sido el sector automotriz. El escenario internacional, que mantiene a los gigantes nipones Toyota, Nissan y Hyundai en aprietos económicos, parece no tener nada que ver —aún— con el mercado automotriz local. Al menos así lo cree Javier Díaz, vicepresidente de ventas de Ricardo Pérez y nuevo presidente de la Asociación de Distribuidores de Automóviles de Panamá (ADAP). Díaz, con una tranquilidad que cualquier ejecutivo de una distribuidora de automóviles en Japón o Estados Unidos envidiaría, asegura que la liquidez del sector bancario panameño les ha permitido llevar —hasta ahora— un buen ritmo de crecimiento.

LA CRISIS GLOBAL HA OBLIGADO A LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ A HACER IMPORTANTES RECORTES Y AJUSTES. ¿EL SECTOR AUTOMOTRIZ LOCAL PODRÍA TOMAR LAS MISMAS MEDIDAS ESTE AÑO?

Si la industria automotriz panameña mantiene este año un buen ritmo, como lo ha venido haciendo hasta ahora, según nuestras proyecciones estaría tan sólo un 10% por debajo de las ventas del año pasado, así que el sector no debería verse seriamente afectado.

¿CONSIDERA QUE LOS EMPRESARIOS LOCALES SE CONFÍAN DEMASIADO AL PENSAR QUE LA CRISIS NO LOS AFECTARÁ?

En Panamá, a diferencia de otras latitudes, se vive una situación distinta. Esta atmósfera competitiva se debe a la buena liquidez de los bancos: el 60% de los autos que se venden a los clientes particulares son financiados por lo bancos. Lo que sí hay que tener presente es que hoy en día los bancos están reduciendo un poco las condiciones de financiamiento, con el fin de disminuir los riesgos, precisamente como una medida por la crisis económica. Esta medida representa para nosotros una baja en las ventas. Sin embargo, es algo que no será tan dramático.

CÓMO NUEVO PRESIDENTE DE ADAP, ¿EN QUÉ SITUACIÓN SE ENCUENTRA EL SECTOR?

El año pasado el sector cerró aproximadamente con 43 mil 320 unidades vendidas, en comparación con las cerca de 41 mil unidades de 2007, lo que significa que creció alrededor de un 4%. Y creemos que el 2009 será un año bastante bueno. Sin embargo, hay que verlo en un contexto de períodos: durante el primer semestre del año pasado el sector registró un crecimiento de 19%. Pero en el segundo semestre, hubo un decrecimiento de un 5%, como consecuencia de la crisis global.

¿Y ESTE AÑO?

Este año se tiene previsto que se registre una disminución en las ventas, pero nada radical: aproximadamente un 10%. No obstante, hay que tener en cuenta que en Panamá desde hace 5 años la industria automotriz viene experimentando un crecimiento. También hay que saber que el movimiento de nuestro sector es cíclico. Por ello, en 2009 se espera una leve caída en las ventas, independientemente del tema de la crisis financiera mundial.

¿AL SECTOR AUTOMOTRIZ LOCAL NO LE ASUSTA EL PANORAMA INTERNACIONAL?

Definitivamente sí. Por eso los empresarios locales tienen que tomar las decisiones con paso firme y con mucha cautela. Y eso es precisamente lo que están haciendo mis colegas, así como los sectores agregados, como, por ejemplo, los bancos.

ALGUNAS DISTRIBUIDORAS HAN COMENZADO A REDUCIR SUS COSTOS Y A RECORTAR SUS PLANILLAS. ¿ESTAS MEDIDAS NO CONTRADICEN LA VISIÓN OPTIMISTA DE LOS EMPRESARIOS LOCALES?

Cada empresario tomará sus propias precauciones de acuerdo a cómo vea su realidad. Y como el sector este año anunció que la demanda disminuirá un 10%, entonces cada quién tendrá que hacer sus evaluaciones propias y ajustes internos, pero siempre tomando en cuenta que los cambios deben hacerse de acuerdo con la necesidad de cada uno.

AUNQUE LOS EMPRESARIOS VISLUMBREN UN 2009 SIMILAR AL 2008, ¿NO CREE QUE HAY QUE MANTENERSE EN GUARDIA EN CASO DE QUE EL PANORAMA LOCAL DÉ UN GIRO?

Por supuesto, sobre todo porque el sector automotriz es un contribuyente muy importante en cuanto a la generación de impuestos de introducción, así como la contratación directa e indirecta de empleados.

COMO NUEVO PRESIDENTE DE ADAP, ¿CUÁLES SON SUS OBJETIVOS ESTE AÑO?

Este año tengo varios objetivos. Uno de ellos es buscar un acercamiento entre el sector automotriz y el gobierno. Sobre todo para que entienda un poco más la dinámica de la industria y tenga presente qué puede pasar cuando se aprueban leyes sin consultarnos. Por otro lado, también tenemos planeado mantener en cuenta lo que es importante para nuestros clientes, sin dejar de lado los intereses gubernamentales. Estas son nuestras metas principales y, desde luego, trabajar para continuar desarrollando el mercado automotriz local en un contexto de crisis económica global.

El nuevo presidente de la ADAP reemplaza a Roberto Durán y llega con una realidad mundial adversa y con un consumidor cada vez más exigente. Las estrategias se volcarán en mejores precios y mayor rendimiento del combustible. Díaz es consciente de que los retos serán muchos, pero espera que todo marche “sobre ruedas”.