Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Economía

Nuevos préstamos se desaceleran

PANAMÁ. Expertos de la economía y la banca han coincidido que el boom del crédito llegó a su fin. Este pronóstico cada vez está más su...

PANAMÁ. Expertos de la economía y la banca han coincidido que el boom del crédito llegó a su fin. Este pronóstico cada vez está más sustentado con los informes de las diferentes instituciones que manejan los datos financieros.

Un informe de la Asociación Panameña de Crédito (APC), que maneja el movimiento de los nuevos créditos —desde enero de 2007 hasta enero de 2009— registra una tendencia a la baja en el número y el monto de los préstamos otorgados en las carteras de tarjetas de crédito, préstamos personales, hipotecarios y autos.

La disminución toma fuerza partir del segundo semestre de 2008 y toca las cifras más bajas en enero de 2009. La gerente general de la APC, Luz María Salamina, explicó que el sistema puede enfrentar una disminución de nuevos créditos, porque “al hacerse más estrictas las ofertas, habrá menos personas que cumplan con los nuevos requisitos”.

Según el informe, los montos de las nuevas hipotecas en enero de 2007 eran de 117.5 millones de dólares; en el 2008 llegan a $103.2 millones, pero para en enero de 2009 caen a $78 millones.

En el caso de los préstamos nuevos para autos, los registros de los meses de enero en los últimos tres años fue 24.7 millones de dólares en el 2007, pasan a $31.6 millones en el 2008 y en enero caen a $17.6 millones.

El más afectado en la desaceleración son las cuentas de las tarjetas de crédito. En enero de 2007 se registró 23.4 millones de dólares, en enero de 2008 registró $19.8 millones, pero en enero del 2009, la cifra apuntó $8.1 millones.

Los resultados de los préstamos personales, mantenían una tendencia estable hasta noviembre del 2008. En enero de 2007 el monto de los nuevos préstamos ascendía a 104.4 millones de dólares, en enero de 2008 fue de $207 millones, pero en enero de este año bajó a $79.1 millones.

Todo parece indicar que habrá nuevas reglas en el mercado financiero. La tendencia de mayor regulación no escapará ni el último eslabón de la cadena financiera. Salamina señaló que cuando el consumidor aplique para nuevos préstamos, tendrá que conocer los nuevos requisitos y evaluar si cumple con ellos. “Más que nunca deberán poner atención al porcentaje asignado de su ingreso para pagar sus deudas”.