25 de Feb de 2020

Economía

Información fiscal: nuevo obstáculo para el TPC

PANAMÁ. Ser considerado un paraíso fiscal le sigue pesando a Panamá. Una nueva víctima es el Tratado de Promoción Comercial (TPC) logr...

PANAMÁ. Ser considerado un paraíso fiscal le sigue pesando a Panamá. Una nueva víctima es el Tratado de Promoción Comercial (TPC) logrado con Estados Unidos que cada día ve más lejos su ratificación, precisamente, porque el tema fiscal le sigue haciendo ruido a muchos congresistas demócratas.

En los últimos días, y frente a los esfuerzos del gobierno saliente, los comentarios entre empresarios, funcionarios y abogados, han girado en torno a si Panamá debe aceptar o no las pretenciones de algunos congresistas de que el país entregue toda la información fiscal al gobierno de Estados Unidos, como la única forma de lograr la ratificación del TPC.

Según un artículo publicado en Bloomberg el pasado 1 de mayo, algunos demócratas dicen que no apoyarán el acuerdo “a menos que Panamá se comprometa a suprimir a los evasores que encuentran refugio en el país”.

En el mismo artículo se asegura que el senador Carl Levin, de Michigan, dijo en una declaración enviada por correo electrónico que “un acuerdo de intercambio de información fiscal es lo menos que se debe obtener antes de ratificar el acuerdo de libre comercio”.

“Panamá dijo que proporcionaría ese acuerdo hace siete años, pero no lo ha hecho”, dijo el senador.

En este último punto parece existir una confusión. Y es que según funcionarios y ex funcionarios panameños “una cosa es la carta del año 2002 en la que Panamá se comprometió con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) a llevar a cabo reformas a la legislación a fin de que se permita el intercambio de información en materia tributaria, y otra, muy distinta, es el TPC donde no se tocó el tema”.

El abogado Eduardo Morgan Jr. dijo, hace unos días, que conoció de boca de algunos congresistas que este gobierno está dispuesto a brindar toda la información fiscal “con tal de conseguir la ratificación”.

“Entregar la información fiscal de Panamá a cualquier país afectaría gravemente al sector financiero local”, advirtió Morgan.

PANAMÁ. REACCIONA

Las aseveraciones del congresista Carl Levin involucran tanto al gobierno de Mireya Moscoso, como al gobierno de Martín Torrijos ya que el acuerdo se negoció bajo dos administraciones.

Estif Aparicio, ex jefe negociador del gobierno actual asegura que durante el tiempo que ejerció el cargo “nunca se tocó el tema fiscal en las negociaciones”.

Según Aparicio, “esto es un tema nuevo que han traído algunos congresistas”.

Una fuente también cercana a las negociaciones, pero del gobierno de Moscoso, dijo a La Estrella que “lo que está ocurriendo con el TPC no es más que una consecuencia de la negociación malvada del gobierno actual y más específicamente del ex ministro de Comercio, Alejandro Ferrer”.

La fuente aseveró que bajo la administración Moscoso “no se discutió el tema fiscal”.

Llamamos a Ferrer y al actual jefe negociador, Leroy Sheffer, pero, al cierre de esta edición, no habían contestado nuestras llamadas.

La ministra de Comercio e Industrias, Gisela Álvarez de Porras, ha sido enfática al decir que Panamá “no es un paraíso fiscal”. La funcionaria, el pasado 25 de marzo en una carta enviada a la OCDE, rechazó el intercambio de información fiscal con las autoridades de EEUU a menos que exista una “específica y justificable” razón. En la última reunión de la OCDE Panamá fue incluida en una lista gris, una mala posición si se toma en cuenta que eliminaron la lista negra, quedando solo la gris y la blanca.

VOCES EN CONTRA

No sólo los congresistas demócratas desconfían de Panamá. Un reciente informe de la organización Public Citizen señala que “la entrada en vigencia del TPC socavaría los esfuerzos de Estados Unidos de combatir los paraísos fiscales y regular la conducta financiera riesgosa”.

Según la organización, Panamá mantiene una política de crear “ventajas comparativas” en su sistema bancario que da pie a la evasión fiscal y el lavado de dinero.

“Los miembros del Congreso no votarían por permitir que (la empresa) AIG no pague impuestos o que los capos mexicanos del narcotráfico tengan un refugio para esconder sus ganancias (...) y eso es lo que en esencia hace el TPC con Panamá”, indicó la directora de Public Citizen, Lori Wallach.

Wallach consideró inaudito que el gobierno del presidente Barack Obama, que trata de desbloquear en el Congreso el TPC con Panamá, impulse ese acuerdo “que entra en conflicto directo con objetivos de su campaña como eliminar las lagunas jurídicas en materia de impuestos y regular el sistema financiero”.

¿ESPALDARAZO?

Cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama se reunió con Martín Torrijos en la cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago el mes pasado, los mandatarios acordaron buscar la aprobación del Congreso “más pronto que tarde”, según dijo a los medios el Representante de Comercio de Estados Unidos, Ron Kirk. Panamá comparte la lista de espera de ratificación con Colombia y Corea del Sur.