Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Economía

Sociedades anónimas en la mira del GAFIC

PANAMÁ. Una nueva advertencia cae sobre Panamá y su centro financiero. Varios expertos prevén que la próxima evaluación del Grupo de A...

PANAMÁ. Una nueva advertencia cae sobre Panamá y su centro financiero. Varios expertos prevén que la próxima evaluación del Grupo de Acción Financiera del Caribe (GAFIC) no será tan favorable como el resultado del año anterior que situó a Panamá en un 67% de cumplimiento, cuando el promedio de la región fue 43%.

Según el informe de seguimiento a Panamá, presentado por el subsecretario ejecutivo del GAFIC, Ernesto López, “no se ha tomado ninguna de las acciones recomendadas”.

López participa en el III Congreso Internacional sobre Prevención y Represión de los Delitos de Blanqueo de Capitales relacionados con el Narcotráfico, que se realiza en Panamá.

El talón de Aquiles de Panamá, según el informe de López, es la Recomendación Nº 33 sobre sociedades anónimas y fideicomisos. La recomendación se refiere a las actuaciones de los agentes de servicios financieros y legales. López detalló que ciertos agentes, como los abogados, no están sujetos a los estándares internacionales para la lucha contra el blanqueo de capitales.

Otro punto sensible para Panamá son las regulaciones sobre personería jurídica. El informe indica que no se ha impuesto la obligación de actualizar la información sobre la titularidad de las personas jurídicas ante el Registro Público, ni se ha fortalecido el registro para que esté en capacidad de suministrar información oportuna y actualizada.

Tampoco se han tomado medidas para evitar la posible utilización de acciones al portador con fines ilícitos.

La facilidad de acceso a la información también formó parte de las observaciones. Falta el marco legal para asegurar que los entes reguladores y autoridades competentes puedan acceder a información útil sobre los verdaderos beneficiarios de las personas jurídicas creadas en el país.

Esta debilidad es reconocida por las mismas autoridades locales. “No hemos actualizado el marco legal”, dijo el director de la Unidad de Análisis Financiero (UAF), Amado Barahona, al referirse a algunos sectores económicos que, según él, “no están de acuerdo en ser incluidos” dentro de las nuevas normativas.

Los criterios para la evaluación del GAFI han sido ampliados, dijo Barahona, y reconoció que Panamá, por ser un importante centro financiero y administrar grandes cantidades de dinero está más expuesta a la mirada internacional.

El GAFIC, el organismo que lidera la lucha internacional contra el blanqueo de capitales, en la región, evalúa el cumplimiento de las 40+9 Recomendaciones del GAFI, que constituyen el estándar internacional contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

No es la primera vez que Panamá está bajo la lupa del GAFIC. En 2001, la superintendente de Bancos de entonces, Dalia Cárdenas, sostuvo varias reuniones con representantes de ese organismo para que el país fuera retirado de una “lista negra”. Desde entonces se decía que las presiones de países como EEUU y Francia estaban relacionadas con la evasión fiscal.

No obstante, la regulación de la evasión fiscal podría interferir en los nuevos estándares del GAFI. López indicó que la entidad “tomará la información de qué países no cooperan adecuadamente en materia fiscal, y lo podría tomar como criterio para próximas evaluaciones”.

Pero nuevas leyes no bastan en la lucha contra el blanqueo. El fiscal contra el crimen organizado, José Ayú Prado, advierte que hacen falta recursos, para mejorar la tecnología y poder enfrentar la delincuencia organizada.

“Cuando se emite una ley, hay que tomar en cuenta los recursos económicos y humanos”, expresó.