24 de Feb de 2020

Economía

Transporte de carga por tren cae 30%

PANAMÁ. La tormenta financiera mundial, que ya está mermando las ganancias de algunas de las principales actividades económicas del paí...

PANAMÁ. La tormenta financiera mundial, que ya está mermando las ganancias de algunas de las principales actividades económicas del país como la del sector marítimo, está mostrando también sus efectos en el transporte de carga por tren, que durante el primer cuatrimestre de este año, ha disminuido considerablemente.

De acuerdo con el gerente general de Panama Canal Railway Company, Thomas Kenna, durante los cuatro primeros meses de 2009 el movimiento de carga por ferrocarril se contrajo un 30% en relación al mismo período en 2008.

“Esta baja en el transporte de contenedores vía ferrocarril en el país, se debe a la crisis global, que ha desacelerado el comercio marítimo mundial”, explicó Kenna, quien agregó que, hoy por hoy, la industria de transporte —puerto, navieras y ferrocarribles—, se está moviendo en cámara lenta.

Ante este escenario, siendo la industria naviera una de las más impactadas por la crisis, si tomamos en cuenta que el 25% de la flota mundial se encuentra anclada sin utilización, Kenna asegura que la “situación no mejorará hasta que se recupera la confianza y los consumidores vuelvan a gastar impulsando de este modo la economía global”.

Pero como ni siquiera los gurús de la economía pueden determinar si lo peor de la crisis financiera ya pasó o aún está por tocar fondo, Panama Canal Railway Company está tomando medidas.

“Nuestra empresa está tomando los correctivos necesarios, reduciendo los costos y gastos”, contó Kenna.

SUPERANDO LA CRISIS

Pese a la situación, las “medidas” adoptadas por Panamá Canal Railway Company no han sido obstáculo para evitar que la empresa continúe con sus planes de inversión, con la finalidad de “poder manejar los volúmenes de carga cuando la economía repunte”.

El analista en comercio marítimo, Franklin Castrellón, considera que —sin duda— la contracción del consumo, originado por la crisis económica, en los países que mueven las finanzas mundiales, ha impactado adversamente el comercio que utiliza el Canal, los puertos y el ferrocarril de Panamá.

De modo que, mientras las economías de Estados Unidos, la Unión Europea y los países de Asia, dice el analista, no inicien un repunte, el comercio seguirá manteniendo los niveles actuales.

Algunas firmas consultoras internacionales, como Global Insight (IGI) confían en que las medidas de estímulo fiscal y económico que está aplicando Estados Unidos y otros países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), pudiera comenzar a producir resultados a fines de 2009 o en el pr imer trimestre del año 2010.

En el mejor de los casos, agrega Castrellón, no sería hasta el próximo año cuando podríamos ver un impacto positivo en la infraestructura de servicios marítimos con que cuenta Panamá.

Aunque el panorama local actualmente se presenta inseguro para el transporte de carga por tren, Kenna es optimista. Dice que: “estamos viendo una leve mejora en los volúmenes de carga”. Por ello, estima que es posible recuperar “gran parte” de la baja en los volúmenes registrado en los últimos seis meses. Pese a todo, duda mucho que este año se vean los mismos volúmenes registrados durante el 2008 y “hasta los tres últimos años anteriores”. En 2008, Panama Canal Railway Company movilizó 362 mil contenedores, mientras que en 2007 el registró fue de 225 mil y en 2006 fueron 115 mil contenedores transportados.

Sin duda, comenta Kenna, el crecimiento de la actividad en los últimos tres años se debió al incremento en el costo del petróleo, el cemento, el hierro, entre otros factores. A finales de 2008, la “fiesta” acabó, porque llegó la crisis financiera mundial.