Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Economía

Productores alzan la voz

PANAMÁ. La modificación de 121 líneas arancelarias, no ha sido bien recibida por todos los sectores. Los primeros en expresar su desco...

PANAMÁ. La modificación de 121 líneas arancelarias, no ha sido bien recibida por todos los sectores. Los primeros en expresar su descontento han sido los productores agropecuarios y la mayoría de los reclamos provienen de la provincia de Chiriquí y la región de Azuero.

La medida de la administración de Ricardo Martinelli no pudo llegar en peor momento para los productores de tomate industrial, quienes actualmente se encuentran negociando con la empresa Nestlé el precio y la cantidad de tomate que la transnacional comprará el próximo año.

Se han efectuado varias reuniones, pero no se han logrado avances, dijo el presidente de la Asociación de Productores de Tomate Industrial, Pedro Castillo.

E l productor teme que esta reducción arancelaria aliente a la transnacional a importar productos elaborados, lo que impactaría a los 170 productores que se dedican al cultivo de este rubro.

La larga lista de productos incluye el ketchup picante, extracto seco de tomate y salsas para espaguetis, en todas sus presentaciones, que sufren una reducción arancelaria del 55% al 30%.

“La situación es un poco difícil”, reconoce Castillo, quien adelantó que en los próximos días se reunirán con el ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Víctor Pérez, para tratar esta situación.

Los productores de leche también se sienten afectados por esta medida y han expresado con claridad su posición.

“Nos preocupa la reducción arancelaria y si la medida se mantiene, no sabemos a dónde vamos a llegar”, advirtió Julio César Sucre, presidente de la Asociación de Productores de Ganado Lechero de Panamá (Aprogalpa).

Y es que la rebaja de los aranceles también abarca a productos lácteos, como la leche condensada, que pasaron de un 160% a un 10%. Esta medida tendría un impacto negativo en los más de 3 mil productores de leche grado C, ubicados principalmente en las provincias de Herrera y Los Santos.

“La situación es bien delicada y puede traer para la industria lechera grandes problemas, así como al resto del agro”, sostiene Sucre.

Las declaraciones del dirigente se dieron en el marco del XIV congreso internacional de producción de leche que realizó Bambito, provincia de Chiriquí.

Las quejas también han llegado desde Cerro Punta donde los productores de hortalizas cuestionan la medida adoptada por el nuevo gobierno.

Vegetales como la zanahoria, lechuga y apio, además del frijol y el aceite de palma experimentan una caída arancelaria del 20% a 15%.

El economista Horacio Estribí sostiene que la apertura del mercado es una medida “positiva”, pero según él, la misma de debe ir acompañada de un plan integral que incluye asistencia técnica a los pequeños y medianos productores, para que éstos puedan competir con igualdad y vigilar las cadenas de importación y distribución para que la rebaja llegue a los consumidores.

Un experto que pidió reserva de su nombre dijo a La Estrella que lo que se debe hacer es “ampliar el reducido número de importadores, para que haya una verdadera competencia en beneficio de los consumidores”.