Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Economía

Agroexportadores, más optimistas

PANAMÁ. Los tiempos no son lo mejores, pero los agroexportadores se alistan para una nueva temporada y esperan que la fortaleza del eur...

PANAMÁ. Los tiempos no son lo mejores, pero los agroexportadores se alistan para una nueva temporada y esperan que la fortaleza del euro, el apoyo del gobierno y el clima los ayude a tener un buen año.

El período de siembra se inicia el próximo primero de noviembre y la meta es sembrar 3,500 hectáreas de melón, sandía y zapallo, 200 hectáreas más que en el período agrícola pasado, pero aún lejos de 6 mil 235 que se sembraron en período 2006-2007.

La crisis económica mundial impactó no sólo a Panamá, sino a todos los países centroamericanos donde en su conjunto la producción agrícola cayó un 40%.

A pesar del difícil panorama, el presidente de la Gremial de Agroexportadores No Tradicionales (Gantrap), Edwin Pérez, dijo que hay “mucho optimismo”, porque las autoridades han prometido respaldar la actividad, a través de la búsqueda de mecanismos que permitan sustituir a los Certificados de Abonos Tributarios (CAT), que finalizarán este año.

Pérez dijo a La Estrella que están promoviendo la aprobación de la Ley de Fomento a la Agroexportación, porque según dijo, el actual proyecto que se está impulsando, que dicta medidas para el desarrollo del sector industrial, los excluye.

Para el próximo período agrícola se pretende enviar a los mercados internacionales unos 3 mil contenedores, valorados cada uno en 14 mil dólares.

Panamá exporta el 70% de las cucurbitáceas a Europa y el restante 30% a Estados Unidos. Unos mil 200 productores se dedican a esta actividad, ubicados principalmente en la región de Azuero y Coclé.

Pérez sostiene que hay excelentes oportunidades en el mercado europeo, porque al reducirse la producción se incrementaron los precios.

Igualmente señaló que la llegada del fenómeno de “El Niño” podría ser beneficioso para los agroexportadores, ya que le permite comenzar temprano la siembra, lo que garantizaría cumplir con el envío al mercado norteamericano.

El año pasado la prolongación de la temporada lluviosa le impidió a los productos panameños llegar a tiempo a este mercado y se reportaron pérdidas.