Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Economía

Ventas a crédito: un negocio pujante

PANAMÁ. Desde un juego de PlayStation hasta el mobiliario completo de una casa, en Panamá casi cualquier cosa se puede comprar pagando a...

PANAMÁ. Desde un juego de PlayStation hasta el mobiliario completo de una casa, en Panamá casi cualquier cosa se puede comprar pagando abonos semanales.

El sistema no es nuevo. Hay casos como los de Mueblería Ancón nacida en 1935, pasando por Créditos Mundiales (1965) hasta almacenes de más reciente data como Raenco y la multinacional Elektra.

Todas ellas tienen algo en común. Luego del pago de un abono inicial que puede ir desde un 10% hasta la mitad del producto deseado, se entrega la mercancía y se termina pagando, en “cómodas cuotas” que dependiendo del almacén, pueden ir desde abonos semanales con altos intereses hasta cuotas quincenales con 0% de recargo.

Durante el último año, con la consecuente disminución de los ingresos de la clase media y estratos más bajos, el negocio de las ventas a crédito se encuentra en una etapa pujante.

En una consulta realizada por La Estrella a varios almacenes dedicados a este sistema, todos coinciden en que las mejores épocas de ventas transcurren durante los llamados “décimos”, período en el que los clientes suelen pagar el abono inicial, para luego seguir cancelando sus deudas en distintas cuotas de acuerdo al plan acordado.

Aunque no existen cifras del negocio consolidadas, la proliferación de estas tiendas en toda la ciudad, deja claro que es un negocio bastante rentable.

NEGOCIO DE LARGA DATA

En el caso de Raenco, con tres sucursales en Panamá y 19 años en el mercado, ofrecen el llamado “Plan de Compra 50 y 6”. La gerente de mercadeo de esta empresa, Sandra Domínguez explica que en su caso, los clientes de esta tienda, a diferencia de su competencia, no pagan intereses por llevarse los productos a crédito.

“Solo deben pagar el 50% de abono y el resto de los pagos se realizará en 6 mensualidades”. Para otorgar esta facilidad, la empresa no está asociada a ningún banco para otorgar los créditos y los concede con fondos propios.

“Tenemos 9 años aplicando esta modalidad y cada año el mercado sigue creciendo. En lo que va de año, 5 mil 858 clientes han aplicado por diferentes créditos. Esto representa un crecimiento del 29.7% con respecto al año pasado”, agrega.

En Créditos Mundiales prefieren ahorrarse cifras, pero vendedores de la sucursal de Albrook, que reservaron su identidad, explican que lo más solicitado en materia de crédito son los productos tecnológicos y de línea blanca. La empresa, con 44 años en el mercado y más de 50 mil créditos otorgados, está por inaugurar en los próximos días una segunda tienda en la nueva etapa de este mall.

En el caso de esta cadena, un sofá de cuero pagado al contado puede costar 799 dólares, pero en la modalidad de crédito, luego de 72 semanas (año y medio) de pagos fraccionados, se termina cancelando mil 400 dólares por el mueble, es decir cerca de un 75% adicional.

A pesar de tener 74 años en el mercado, la más antigua de las tiendas de esto tipo en el país, Mueblería Ancón, al igual que sus rivales más jóvenes, tiene presencia en Internet. Con un catálogo que contiene más de 500 productos online , el almacén ofrece sin intereses la posibilidad de llevarse el producto pagando una cuota inicial, y el resto cancelarlo sin intereses durante los siguientes tres meses.

Mientas exista la necesidad y el crédito bancario no se democratice más, las tiendas por abonos seguirán proliferando. La necesidad existe y no todos pueden pagar de contado.

Para poder calificar a los beneficios de las compras de crédito, las tiendas por abono tienen requisitos bastante similares. Ficha del seguro social, comprobante de pago y comprobación de deudas a través de la Autoridad Panameña de Crédito (APC), es suficiente para acceder a los productos.