Temas Especiales

21 de Ene de 2022

Economía

Puertas entreabiertas para la industria local

PANAMÁ. “No hay mal que por bien no venga” repetimos todos para alentarnos cuando las cosas no salen bien.

PANAMÁ. “No hay mal que por bien no venga” repetimos todos para alentarnos cuando las cosas no salen bien.

Los exportadores panameños bien pueden aprovechar la veracidad de este adagio y meter el pie en la puerta del mercado estadounidense, nuestro mayor comprador. El mal se hizo titulares con noticias de caídas de bancos, comercios y números rojos por todos lados.

Lo bueno es que el consumidor norteamericano ha cambiado y ello abre nuevas oportunidades para los exportadores panameños.

Ramón Scott, de la Red Global de Exportación senaló a La Estrella que el grupo hispano en Estados Unidos representa un mercado de 41 millones de personas.

Esta es un gran oportunidad para las industrias panameñas del sector gastronómico.

“Si bien es cierto que los sectores más golpeados fueron la ganadería, la agroindustria y la pesca, estos sectores son los que primero se recuperarán. Incluso, el consumidor anglosajón descubre nuevas ofertas a través de restaurantes exóticos que podrían muy bien captar productos panameños”, acotó Scott.

Hasta el momento, las exportaciones de Panamá se concentran en la costa este de Estados Unidos, dejando abierto la coyuntura de conquistar California y otros Estados en la costa oeste.

MÁS ALLÁ DE LA COMIDA

Scott, quien imparte hoy un seminario sobre el tema en el Ministerio de Comercio e Industrias, explica que además de comida, Estados Unidos tiene creciente necesidad en su industria energética.

También se abren nichos en el área de innovación en software y nanotecnología.

“Esta no va a ser la última crisis del mundo, van a venir otras, climatológicas, sanitarias. El exportador debe estar preparado para enfrentar esa complejidad y adaptarse a los cambios y comprender las señales del mercado”.

OPORTUNIDAD PARA PYMES

El experto explica que existe un gran potencial de hacer negocios con PYMES internacionales concretando acuerdos más pequeños ya que los grandes volúmenes requieren mayor financiamiento.

Lourdes Pérez, de la empresa Excelencia Empresarial añade que tenemos por delante una importante apuesta en la agroindustria. “Tenemos que desarrollar productos con valor agregado, además exportar la fruta fresca podemos desarrollar mermeladas, conservas, confituras”, señala Pérez.

Todo este potencial espera la firma tratado de libre comercio con Estados Unidos en un futuro ojalá cercano.