02 de Dic de 2022

Economía

Presión para evitar reformas

EEUU. La presión de Reino Unido evitó que en la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE que se celebró ayer en Bruselas se ...

EEUU. La presión de Reino Unido evitó que en la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE que se celebró ayer en Bruselas se analizara la propuesta de reforzar el control de los fondos de alto riesgo especulativos (hedge funds).

La medida, que se puso sobre la mesa tras la implicación de algunos instrumentos de inversión y el mercadeo con los seguros por impago en la crisis de la deuda griega y el aumento de la presión sobre los mercados de bonos soberanos, estaba en el orden del día del Ecofin, pero no ha llegado a ser debatida.

Según informa el Financial Times, ha sido el primer ministro británico, Gordon Brown, quien ha intercedido ante el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, que a su vez ocupa la presidencia de turno europea, con el objetivo de retirar este punto. Tal y como revela el rotativo, Brown llamó ayer por la noche a Zapatero para trasladarle que su país no podía aceptar la norma tal y como está planteada de momento.

“Lo que es bueno siempre es tener el máximo consenso, así que vamos a seguir trabajando por él”, ha argumentado la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, a su entrada a la cita. El objetivo del aplazamiento, según fuentes de la presidencia española de turno de la UE, es reunir el mayor grado de acuerdo sobre esta directiva clave para el sector financiero.

“No tenemos muchas obsesiones, y no nos ha movido en absoluto la obsesión por la unanimidad, más bien la de tratar de conseguir el mayor consenso posible”, ha aclarado la ministra, que ha añadido que todavía “hay margen” para sumar más apoyos.

A su lado, el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, el francés Michel Barnier, se ha mostrado circunspecto y ha puntualizado que la decisión de aplazar el debate es “responsabilidad de la Presidencia española” de la UE.

Sobre la disposición de margen para ampliar el respaldo a la medida, dentro de la Unión, solo Reino Unido la la rechaza de forma abierta, aunque tiene el importante apoyo de EE UU para imponer su postura.

La razón, su previsible impacto en la City, el centro financiero de la capital británica donde se concentran entre el 70% y el 80% de los fondos europeos.

Asimismo, tanto Londres como Washington advierten de que puede incurrir en prácticas proteccionistas. Según la Casa Blanca, tal y como afirmó su secretario del Tesoro, Tim Geithner, la limitación de los hedge funds “discriminará a las empresas estadounidenses y les denegará el acceso al mercado de la UE del que ahora disfrutan”.