Temas Especiales

28 de May de 2020

Economía

Déficit fiscal alcanza los $489 millones

PANAMÁ. El déficit del Sector Público No Financiero (SPNF) sumó 488.8 millones de dólares hasta septiembre de 2010, lo que significó 1.8...

PANAMÁ. El déficit del Sector Público No Financiero (SPNF) sumó 488.8 millones de dólares hasta septiembre de 2010, lo que significó 1.8% del Producto Interno Bruto nominal (PIB).

Estas cifras son parte del informe del Balance Fiscal presentado ayer por el ministro de Economía y Finanzas encargado, Frank De Lima.

El déficit fiscal del SPNF hasta septiembre de 2010 es superior al del cierre del 2009, que terminó con 1%.

A pesar de ello, De Lima aseguró que culminarán el año por debajo del déficit que permite la Ley de Responsabilidad Social y Fiscal, que es de 2.5% del PIB nominal.

A HORROS A LA BAJA

La información presentada por el funcionario revela que los ahorros corrientes disminuyeron en 64.3 millones de dólares hasta septiembre de 2010, respecto a igual periodo del año anterior.

‘Vamos a estar por debajo del déficit permitido’, explicó De Lima; no obstante, el economista y docente Juan Jované explica que ya estas cifras muestran que la deuda cerrará este año en 600 millones de dólares, esto lo dicen al conocer que los ahorros corrientes disminuyeron.

‘Los países se desarrollan a través de varias cosas, entre estas el ahorro, si ha bajado es que no han cumplido con esa función, porque solo se ha estado consumiendo’, manifestó el catedrático de la Universidad de Panamá.

REVISIÓN DE GASTOS

Para el también docente de e conomía de la Universidad de Panamá Adolfo Quintero, a pesar de que la ley le permite un déficit al gobierno de 2.5%, recomienda que las autoridades reevalúen el programa nacional de inversiones.

Proyectos como la adquisición de los corredores, la ampliación de la vía David-Boquete y hasta la construcción de apartamentos en el plan de Renovación de Curundú deben pasar a segundo plano.

El analista económico Horacio Estribí cuestiona el tope del déficit. Comenta que la Ley de Responsabilidad establecía, cuando se modificó en el 2009, un cierto tope alto de gasto para la eventualidad en que la crisis mundial se hiciera más larga o más grave y afectara a Panamá, ‘pero nada de eso ocurrió, qué justifica este gasto del gobierno’, cuestionó. Estribí sugiere que se eliminen del gasto programas que no están disminuyendo la pobreza, sino que son politiquería.

Jované, por su parte, dejó clara la preocupación de que el año no ha terminado y ya tiene un amplio déficit. El impacto de esto _según el economista_ es que se pasa la deuda a otras generaciones y más adelante se establecen reformas para cobrar más impuestos y se dependerá de entes u organizaciones externas para que el país financie sus obras.