Temas Especiales

08 de May de 2021

Economía

Cambio de sede, con un estudio y garantías

PANAMÁ. Considero que la mayoría de los hípicos apoyaría la construcción de una nueva sede hípica, moderna y funcional, pero están const...

PANAMÁ. Considero que la mayoría de los hípicos apoyaría la construcción de una nueva sede hípica, moderna y funcional, pero están consternados y decepcionados por las palabras del señor presidente, al referirse a la actividad como una ‘chinguia’.

LA HÍPICA EN SU CONTEXTO

Vale señalar que la hípica es una verdadera agroindustria, que ha dado glorias y satisfacciones a todos los panameños, no sólo por la calidad de los ejemplares que se producen en nuestros criaderos, sino por los excelentes profesionales del sillín que han salido de la Escuela de Jinetes Laffit Pincay Jr., lo que le ha valido a Panamá el renombre internacional de ‘Cuna de los Mejores Jinetes del Mundo’, exportando el talento de sus fustas y de otros profesionales, como galopadores, mozos de corral y herreros, generando divisas que remiten a sus familias.

Hay panameños laborando en esta actividad en Estados Unidos, México, Canadá, Puerto Rico, Alemania, Dubái, Arabia Saudita, Singapur, Australia, Hong Kong, Japón y otros países, y que aprendieron el oficio en nuestro óvalo juandieño.

Panamá es, además, el máximo ganador de los Clásicos del Caribe, compitiendo frente a potencias hípicas como México, Puerto Rico, República Dominicana, Colombia y Venezuela.

Panamá será sede de este evento en diciembre próximo, y hasta la fecha se ha contado con el apoyo del Gobierno Nacional para la realización del mismo, apoyo que los hípicos agradecen.

LA HÍPICA EN CIFRAS

La actividad ha constituido por décadas un esparcimiento sano para la población y ha sido un atractivo turístico para los visitantes, genera una economía importante para el Estado, y es una gran fuente de empleos.

En la hípica se generan más de dos mil puestos directos de trabajo; en los establos o pesebreras laboran unos 300 mozos de corral; 100 secretarios o asistentes de mozos; 100 jinetes y galopadores; 100 preparadores de caballos; 10 veterinarios; 10 empleados de la clínica veterinaria; 30 capataces; 15 herreros; 550 empleados administrativos del Operador Hípico; 575 empleados en las 82 agencias existentes; 200 personas que laboran para los sub concesionarios que operan en los predios del hipódromo; a estos hay que agregar los empleados de los criaderos Cerro Punta, San Miguel, el Águila y San Isidro, entre otros, quienes mantienen alrededor de 100 empleos.

Todo esto arroja un aproximado de 2,093 empleados directos, sin contar con las empresas que suplen alimentación especializada, medicamentos, herrería y otros insumos y que generan empleos indirectos.

AFECTACIONES

No obstante, producto de la reestructución de la industria de juego y azar, mediante la entrada en vigencia del Decreto Ley No. 2 del 10 de febrero de 1998, y la posterior expansión de casinos completo (hoteles) y la concesión de salas de máquinas tragamonedas tipo ‘A’ (CIRSA), la actividad hípica se ha visto sumamente afectada.

En efecto, para esa época la hípica competía contra seis casinos completos, e inicialmente 12 salas de máquinas tragamonedas tipo ‘A’.

Hoy día, hay más de 20 casinos completos y 26 salas de máquinas tragamonedas Tipo ‘A’, sin límite en el número de máquinas que pueden instalarse.

Con esto, es evidente la drástica caída de la hípica, lo cual afecta los premios que se pagan a los propietarios, y el número de ejemplares en competencia.

A manera de ejemplo, para el año 1986 se llegó a pagar 7 millones 490 mil 807 dólares en premios, cifra que para el año 2010 no alcanzó siquiera los 4 millones de dólares

En 1998, se concedieron 500 máquinas tragamonedas tipo ‘A’, para garantizarle ingresos contra la concesión de salas de máquinas tragamonedas tipo ‘A’, para ese entonces 12 salas con aproximadamente 2,500 máquinas. Hoy día esta concesión de CIRSA opera 26 salas a nivel nacional, sin límites de máquinas.

Además de 7 casinos completos (hoteles) para esa fecha, hoy día operan más de 20 Casinos Completos a lo largo y ancho del país.

Sin embargo, a la hípica no se le ha aumentado el parque de máquinas tragamonedas, lo que ha traído un desbalance estructural entre esta actividad y estas concesiones, que sí son una vulgar ‘chinguia’, regentada por extranjeros en perjuicio de nuestra actividad, regentada por nacionales.

Cualquier traslado del hipódromo debe necesariamente acompañarse por un reajuste en el balance entre la actividad y las concesiones de salas de máquinas tragamonedas Tipo ‘A’ y casinos completos (hoteles).

LO QUE ESPERA EL HÍPICO

El próximo 29 de mayo se celebra el Clásico Presidente de la República 2011.

El año pasado el presidente Martinelli fue recibido en nuestro recinto con muestras del cariño y afecto que le depara la familia hípica.

En esa fecha, el Presidente manifestó públicamente su compromiso de mejorar la hípica panameña al expresar en la ceremonia de premiación lo siguiente:

‘La hípica siempre ha tenido éxito en el país, pero necesita mejorar y tenemos planes para lograr que eso se dé’, señaló en ese momento el mandatario.

La familia hípica está en disposición para colaborar con el Gobierno Nacional, a fin de que el próximo domingo 29 de mayo el presidente Martinelli cumpla con su palabra empeñada públicamente el año pasado, y anuncie una solución integral para salvaguardar nuestra actividad.

Esta solución no puede limitarse únicamente a un simple traslado de la sede actual del hipódromo.