10 de Ago de 2022

Economía

Ventas de autos acelera motores

PANAMÁ. Un aumento del 20.6% se vio reflejado en el primer semestre del 2011 en ventas de autos, en comparación con el mismo periodo del...

PANAMÁ. Un aumento del 20.6% se vio reflejado en el primer semestre del 2011 en ventas de autos, en comparación con el mismo periodo del 2010, según un informe de la Asociación de Distribuidores de Autos de Panamá (ADAP).

El incremento en la gasolina no ha afectado en la compra de vehículos durante el 2011.

En los primeros seis meses del 2010, se vendieron 17,559 autos, mientras que en el 2011 la cifra ascendió a 22,108.

Entre los autos más vendidos de enero a junio del presente año están: Toyota, Hyundai, Nissan, Kia, Honda, Mitsubishi, Suzuki, Chevrolet, Isuzu y Ford.

CRECIMIENTO

Según el economista Adolfo Quintero, el aumento de las ventas de autos se debe a que las personas han mejorado su nivel de ingresos como consecuencia del crecimiento de la economía panameña y de una u otra manera quieren modernizar su medio de transporte.

Las facilidades de crédito que se han dado y la ampliación del tiempo de pago también han influido en la adquisición.

NECESIDAD

Mientras tanto, Pedro Acosta, presidente de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), manifestó que ‘las personas están comprando autos porque el sistema de transporte colectivo no es bueno; es decir, que lo hacen por comodidad’.

El automóvil se ha vuelto una necesidad y desde que comienzan a trabajar las personas ven cómo pueden hacer para comprar un auto y ‘esta necesidad es lo que ha rebasado los niveles de ventas de autos en el país’.

Acosta añadió que el incremento en los autos nuevos puede ser motivado por una mejor economía. ‘Algunos comienzan a ganar mejores sueldos, por lo que buscan un carro de acuerdo a lo que ganan’.

ESTAFAS

Por otro lado, el presidente de Uncurepa manifestó que la gran necesidad de tener un auto ha llevado a las personas a comprarlos por internet y se han visto envueltos en estafas.

‘En Ley 45, de Protección al Consumidor, dice que no se pueden importar al país automóviles que tengan más de cinco años de fabricación, a menos que sean autos para deportes, pero la gente no lo está comprando para ese fin’, enfatizó Acosta.

Agregó que esto afecta la economía del país y el bolsillo del consumidor, ‘pues comprar un auto con un motor gastado, trae como consecuencia que tenga que gastar el doble en reparación y lo que buscaba por necesidad le resulta un gasto extra’.