Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Economía

Panamá, la nueva ruta para cineastas

PANAMÁ. El cineasta canadiense Henk Van derk Kolk tiene fe ciega en el potencial que tiene Panamá para el desarrollo de proyectos cinema...

PANAMÁ. El cineasta canadiense Henk Van derk Kolk tiene fe ciega en el potencial que tiene Panamá para el desarrollo de proyectos cinematográficos de alto impacto.

Siendo un hombre de cine, es difícil presumir que su elección haya sido fortuita, por lo que su seguridad es, además, su principal argumento.

Co-fundador en 1976 del Festival Internacional de Cine de Toronto, considerado el más grande del mundo, Van der Kolk y su yerno, T. Rob Brown, encontraron en Panamá las mismas condiciones que hicieron crecer aquella iniciativa.

‘En aquel tiempo, la gente y la prensa prestaba más atención a las producciones estadounidenses que a las canadienses; eso mismo sucede en Panamá hoy; por eso, hicimos un festival para que el mundo conociera lo que Canadá ofrecía al cine y es lo que queremos hacer aquí’, apuntó el entusiasta hombre del celuloide.

Hoy en día, al Festival de Cine de Toronto concurren más de medio millón de personas, y produce $175 millones al año.

El 45% de estos visitantes proviene del extranjero, lo que además impacta positivamente en la economía canadiense, a través del turismo.

‘Además, se han creado numerosos grupos de filmación, convirtiendo a Canadá en un centro internacional de la industria cinematográfica’, apuntó.

ORGANIZACIÓN

El abogado Yasser Williams Arosemena preside la junta directiva de la fundación sin fines de lucro del festival, y considera que Panamá tiene una excelente oportunidad para su proyección como un destino para la producción y desarrollo de la industria cinematográfica.

Destaca Williams que Panamá podría atraer en principio un número importante de visitantes en la primera versión del evento.

‘Si a esto le agregamos los costos de hotel, gastos en restaurantes, compras y otros, este festival tendrá un efecto millonario sobre la economía panameña, y al ir creciendo, de la misma forma crecerá el ingreso de divisas producto de la actividad’, explicó.

Con la celebración del Festival Internacional de Cine de Panamá, se pretende incrementar las posibilidades de empleo, ya que la producción de material fílmico propio, unido a la instalación de casas productoras en nuestro medio, permitirá la creación de un importante segmento económico en el país.

Para esta primera versión del festival internacional, se espera que haya unas 50 producciones en exhibición, incluyendo aquellas que se han filmado en nuestro país durante los últimos años.