Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Economía

DGI exonera rellenos

PANAMÁ. La construcción de dos islas artificiales en Punta Pacífica, con una inversión superior a los $140 millones, bajo una concesión ...

PANAMÁ. La construcción de dos islas artificiales en Punta Pacífica, con una inversión superior a los $140 millones, bajo una concesión otorgada por el Gobierno a ICA Panamá y que ahora se traspasó a la Compañía Insular Americana, contará con beneficios fiscales autorizados por la Dirección General de Ingresos (DGI).

Esta consideración se da luego de que en agosto de este año el representante legal de la compañía, Raúl Borrell, solicitara a la DGI la cesión y acreditación a favor de la compañía de los derechos reconocidos a ICA.

ACUERDO

Esta transacción solo ampara la adquisición de los bienes materiales y equipos para la construcción de los rellenos de las islas de Punta Pacífica, según aparece en la Gaceta Oficial 26940 de ayer miércoles 28 de diciembre del 2011.

Luis Cucalón, jefe de la DGI, explicó que dentro del acuerdo de compra del Corredor Sur, el grupo mexicano ICA se quedó con la concesión de hacer las dos islas frente a Punta Pacífica —ahora de su subsidiaria Insular—.

Por ello, ahora el Estado le exonerará impuestos en combustible de la grúa para hacer las islas, remolcadores, compra de piedras, importación de repuestos para la grúa o remolcador para hacer el relleno, así como todo lo relacionado a dicho relleno; sin embargo, no incluye tuberías, cemento, calles, entre otras, detalló el titular de la DGI.

RAÍZ DEL NEGOCIO

El Contrato Original del Corredor Sur de 1996 autorizó el traspaso de estos terrenos y propiedades, según disposiciones establecidas en la Ley de Concesiones de abril 1988, que regula los traspasos de bienes del Estado.

Dentro del paquete de la concesión que el gobierno le entregó a ICA se incluyó la construcción de rellenos costeros (sobre la ribera y playa) o islas de relleno (sobre la plataforma continental y el lecho marino), pues ICA aún no había decidido cuál opción elegiría.

En mayo de 2008, doce años después de la firma del contrato original, ICA anunció públicamente la utilidad que le darían a los derechos obtenidos para rellenar sobre el lecho marino.

Ahora el proyecto, llamado Ocean Reef Islands, es desarrollado por el Grupo Los Pueblos, S. A., lo que refleja que la obra privada contará con algunas exclusiones por parte del Estado.

En abril de este año, ICA creó la Compañía Insular Americana como la sociedad anónima que se encargaría de desarrollar las islas artificiales. Algunos especialistas consultados señalaron que el contrato entre el Estado y el grupo mexicano es un caso atípico.