02 de Oct de 2022

Economía

Incertidumbre se mantiene al 2012

PANAMÁ. Los diferentes gremios que defienden los derechos de los consumidores se pronunciaron el pasado 15 de marzo del 2012, por el Día...

PANAMÁ. Los diferentes gremios que defienden los derechos de los consumidores se pronunciaron el pasado 15 de marzo del 2012, por el Día Mundial del Consumidor, en los 29 años de la Declaración Universal de los Derechos del Consumidor, y en atención a la realidad del consumidor panameño.

La Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa) y el Instituto Panameño de Consumidores y Usuarios (Ipadecu), ambas afiliadas a Consumers International, expresaron su preocupación.

Entre ellas señalan que la situación de los consumidores panameños, con énfasis en los que menos tienen, es precaria e incierta, en cuanto a lo que se refiere a lo alto de la ‘canasta básica de alimentos’.

Esto, por causa de situaciones puntuales, tales como la notoriamente baja producción de los alimentos a nivel local, y el elevadísimo nivel de especulación negativa que se registra en el mercado de alimentos panameño.

La condición se recrudece con el costo del combustible y la energía, que van cada vez más en alza, al igual que el deterioro del marco de acceso al agua potable, y el saneamiento, entre otros. Son aspectos que finalmente inciden directamente en la salud y la calidad de vida de la mayoría de la población.

ECONOMÍA DE MERCADO

‘No podemos desconocer los factores globales o estratégicos que innegablemente influyen en la situación actual de nuestra economía de mercado’, sin embargo nuestro país cuenta con leyes y políticas de estado creadas para paliar dichas circunstancias, y el Estado está convocado, constitucionalmente hablando, para velar por el bienestar de toda la población, sostienen los dirigentes.

Aunque desde el año 1996 la República de Panamá cuenta con legislación protectora de los consumidores, ‘consideramos —desde nuestras organizaciones—, que los derechos de los consumidores continúan siendo desconocidos y vulnerados, y que esta realidad solo puede ser enfrentada con la organización solidaria y real de los consumidores, en todos sus ámbitos de interacción, ya sea social, profesional, gremial, laboral, familiar o amical’, destacan.

No obstante, se tiene que ‘utilizar fervientemente los recursos que nuestro sistema legal nos permite y reconoce’.

Por otra parte, Uncurepa e Ipadecu sostienen que los consumidores ‘tenemos herramientas ya utilizadas con éxito en otras latitudes, como las compras solidarias, frente al alto costo de los alimentos’.

Los gremios insisten, en lo relativo al alto costo de los combustibles, en que es el Estado el primer llamado a establecer políticas públicas transparentes en ese tema, que finalmente generen confianza en la población.