Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Economía

Acuerdo con Europa impone retos a Panamá

PANAMÁ. . La firma del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea suscrito en junio pasado ya empieza a dar frutos. In...

PANAMÁ.

La firma del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea suscrito en junio pasado ya empieza a dar frutos. Inglaterra está decidida a aprovechar las ventajas que ofrece el convenio y estrechar sus vínculos comerciales con Panamá, al tiempo que promueve la sostenibilidad del medio ambiente.

La reciente visita de Richard Benyon, ministro británico de Ambiente y Agricultura, marcó el inicio de nuevas relaciones entre ambos países, tanto en materia de ambiente como en relaciones comerciales, dijo Michael John Holloway, embajador de Inglaterra en Panamá.

Ese país está en búsqueda constante de fuentes de alimentos como productos del mar y frutas tropicales, que importan de países como Costa Rica. ‘Tenemos una de las cadenas de supermercados más grandes en el mundo, muchos de estos supermercados importan alimentos de Costa Rica.Queremos que Panamá sea exportador de productos al mercado inglés, además, se trata de tomar ventajas del nuevo acuerdo de asociación entre la Unión Europea y Centroamérica’, señaló el embajador.

Sin embargo, la única manera de penetrar el mercado inglés es garantizar que los productos sean cultivados en un ambiente sostenible y amigable con el medio ambiente. ‘Esa es la demanda del público británico’, puntualizó el diplomático.

ACUERDO

El convenio con la Unión Europea consolida una relación estratégica con uno de los principales mercados del mundo y abre las puertas a los sectores productivos panameños a un mercado de más de 500 millones de consumidores.

La Unión Europea es el segundo socio comercial de Panamá después de Estados Unidos. En materia de productos agrícolas, es el principal destino de las exportaciones panameñas. Los envíos a este mercado representan cerca del 70% del total exportado.

Además, es un mercado 149 veces más grande que el panameño siendo un consumidor importante de productos tropicales y del mar.

Pero satisfacer las exigencias del mercado europeo no es tarea fácil. En el caso de Inglaterra, por ejemplo, la única manera en que los supermercados recibirán productos locales es que éstos sean cultivados de forma sostenible. ‘Cuando se compra una cosa se mira cómo se produce… hay que probar que se produjo en un ambiente sostenido’, explicó Holloway.

PRIMEROS PASOS

La visita del ministro de Agricultura inglés sirvió para realizar acercamientos entre la Autoridad Nacional del Ambiente, el Ministerio de Agricultura y el sector privado, con el fin de explorar las posibilidades de desarrollar un proyecto piloto para que Panamá aumente la productividad de alimentos bajo las exigencias del mercado inglés y que puedan suplir a las cadenas de supermercados.

Esto ayudará a estimular y expandir el sector agrícola en Panamá, pero siendo amigable con el medio ambiente, sostuvo Holloway. De momento, el interés se centra en mariscos y productos no tradicionales.

Una sola cadena de supermercado inglés paga 500 mil millones de dólares al año en productos costarricenses. Existen, al menos, seis cadenas importantes.

‘El crecimiento de la industria y de los negocios en Panamá es impresionante, no entiendo cómo el sector de la agricultura no está a la par de ese crecimiento’, comentó el embajador.

Según argumento, el ministro de Agricultura está muy entusiasmado por comenzar el intercambio. ‘Ahora es mi trabajo hacer que esto avance. Por el lado panameño están dispuestos a hacer lo necesario… Tengo que atraer a los empresarios británicos’.