Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Economía

El coquillo: ingrediente para un biocombustible

PANAMÁ. Un proyecto del grupo británico Panama Green Fuels pretende transformar una especie de coquillo africano en biocombustible. Y, a...

PANAMÁ. Un proyecto del grupo británico Panama Green Fuels pretende transformar una especie de coquillo africano en biocombustible. Y, además, ponerlo en el mercado panameño en el 2013.

En este momento el grupo se halla en el proceso de investigación. En una zona de Divisa, en la provincia de Herrera, ya se probó la tierra y se comprobó que los suelos son fértiles para el crecimiento de las plantas de la especie Jatropha curcas. Y es que las condiciones climáticas son muy parecidas a lugar de origen de esta especie, ‘Panamá es uno de los lugares donde mejor crece’ explicó Adrian Harvey, director encargado de Panama Green Fuels.

El segundo paso es comprobar si la siembra es comercialmente viable, es decir, si se obtendrán por lo menos 3 toneladas de frutos por hectáreas que es lo mínimo que se requiere para elaborar el producto. Si esto es posible, se arrancará con la siembra en cinco hectáreas.

La siembra se hará en terrenos de agricultores de esta región del país. Para conseguirlos se promueve una alianza entre los propietarios de los terrenos y el grupo comercial.

Un programa educativo les enseñará a los agricultores los beneficios económicos y ambientales de cultivar esta semillas.

BENEFICIOS ECOLÓGICOS

Harvey explicó que la introducción de la semilla exótica no tendrá impactos en el medio ambiente. Muy por el contrario se ha comprobado que la siembra de la planta disminuye la erosión porque absorbe mucha agua a través de sus raíces. Aunado a lo anterior la calidad de la tierra mejora con la siembra de la planta porque para elaborar la mezcla de combustible sólo se usa el jugo del coquillo. El residuo del fruto se usa para abonar los suelos lo que los hace ricos en nutrientes.

Harvey también habló de las ventajas económicas. A los agricultores se le ofrecerá un 50% de los ingresos de la venta del producto a través de una cooperativa. Los estudios del grupo británico han demostrado que esta actividad generará unos dos mil empleos.

A parte de esto, el uso de combustibles más amigables con el medio ambiente ayudarán a Panamá a reducir la dependencia a una sola fuente de energía.

UN RETO

Panama Green Fuels está convencido que el país no será un mercado fácil para la venta del biocombustible por su dependencia a los fósiles. Pero espera que esta costumbre cambie poco a poco. La idea es venderlo inicialmente mezclado con pequeñas cantidades de diesel. Será un 10% de jugo de coquillo con diesel normal. Y en diez años se prevé venderlo solo.

El producto ya se vende en África, Indonesia y en Londres, donde está la sede de la compañía. En México se evalúa el potencial comercial para su venta.

Lo que se quiere para Panamá dice Harvey es que ‘se cambie la mentalidad de la población, que poco a poco vayan dejando los combustibles fósiles para dar paso a los biocombustibles’. Si todo sale como se ha planificado la primera plantación de coquillo africano se hará en el 2013. Pero para el 2015 se hará una siembra a gran escala.