Temas Especiales

29 de May de 2020

Economía

Empresas extranjeras interesadas en exploración

PANAMÁ. Panamá avanza en su afán de convertirse en uno de los países petroleros del continente americano.

PANAMÁ. Panamá avanza en su afán de convertirse en uno de los países petroleros del continente americano.

Hasta el momento, empresas de Estados Unidos, Colombia, Brasil, México y Europa han manifestado el interés de participar en las exploraciones, según informó la Secretaría Nacional de Energía.

El miércoles el presidente Ricardo Martinelli anunció que el próximo año su gobierno licitará proyectos de exploración de gas y petróleo. Los resultados le quedarán en herencia para que la próxima administración la cuente entre sus proyectos de inversión.

Estudios han identificado áreas en la provincia de Darién como potencial para la exploración de gas y petróleo. Los resultados presentados en agosto de 2011 revelan que existen altas probabilidades de encontrar petróleo y gas en las cuencas petrolíferas de Garachiné-Sambú (en el mar) y en Bayano-Chucunaque-Atrato (tierra firme).

Según el estudio geológico de la empresa OTS Latin America LLC, ambas cuencas podrían tener aproximadamente 900 millones de barriles de petróleo y/o gas.

La Secretaría de Energía habilitó el software que permite a los inversionistas interesados en participar en la etapa de exploración acceder a la información de los estudios técnicos que se realizaron.

La información contenida en el software se matiene bajo estricta confidencialidad y solo las empresas interesadas en participar en el proceso de licitación internacional tiene acceso.

Solo las concesiones de exploración podrían representar unos 15 mil millones de dólares en concepto de regalías e impuestos para el Estado, estimando a 100 dólares el precio del barril de crudo en un período en los próximos 20 años.

Quien se haga con la licitación tendrá un periódo de dos años para confirmar si existe o no petróleo o gas y en qué cantidades.

Se informó que el Gobierno recibe la asesoría técnica de Venezuela.

Los estudios de factibilidad se inciaron a finales de 2010.