Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Economía

Cooperativas: bajan aportes pero crecen los préstamos

PANAMÁ. Las cooperativas panameñas de ahorro y crédito están facultadas por ley para captar dinero del público en general y no solo de s...

PANAMÁ. Las cooperativas panameñas de ahorro y crédito están facultadas por ley para captar dinero del público en general y no solo de sus asociados, pero desde hace algunos años se está debatiendo si estas están ejerciendo el negocio bancario sin tener los mismos controles.

Un análisis de la situación financiera actual de las cooperativas se deja ver que a septiembre de este año los aportes de los asociados cubrían el 26% de la cartera crediticia, mientras que en 1997 eran el 70%.

De 1997 a septiembre de este año, las aportaciones de los asociados de las cooperativas han disminuido en 2.6% al pasar de $141 millones a $138 millones, mientras que la cartera de préstamos se ha incrementado en 157% (de $199 millones a $514 millones), de acuerdo con datos suministrados por el Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (Ipacoop).

Los recursos que están obteniendo de depósitos de terceros suman actualmente $401 millones, cuando en 1997 solo alcanzaban $66 millones.

También ha ido en crecimiento la captación de ahorros navideños. En el 2010 fueron $40 millones; en el 2011, $54 millones; en el 2012, $57 millones.

En total los activos que suman estas entidades es de $820 millones, una cifra muy superior a los $320 millones de hace tres lustros.

El debate sobre si estas entidades deben ser reguladas como bancos volvió a surgir luego de la situación experimentada por la Cooperativa de Ahorro y Crédito de los Empleados de la Caja de Seguros Social (Coacecss), la cual está intervenida y enfrenta una denuncia en el Ministerio Público por malos manejos administrativos.

Incluso el secretario de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), Amauri Castillo, expresó que las cooperativas sí deben someterse a la supervisión de esta entidad, pero no solo las que ofrecen productos bancarios, sino también aquellas que manejan gran cantidad de activos.

De acuerdo con Ana Rosas de Vallarino, directora ejecutiva del Ipacoop, así como Alexander de Gracia, de la Federación Panameña de Cooperativas, no es necesario que estas entidades sean reguladas por la SBP, ya que el Ipacoop cumple ese rol de supervisión y señalan como ejemplo de ello que se tomaron las medidas ante las supuestas irregularidades en la Coacecss.

Rosas de Vallarino incluso destacó que mediante varias leyes se les permite a las cooperativas captar dinero de terceros.

La Ley N° 17 de 1° de mayo de 1997 establece el Régimen Especial de las Cooperativas, que en su Artículo 83 les permite captar depósitos cuando dice: ‘Las cooperativas podrán asumir todas las formas de pasivos y emitir obligaciones que suscribirán los asociados o los terceros, conforme a las condiciones que establezca la respectiva reglamentación’.

A su vez, el Decreto Ejecutivo 137 reglamenta la Ley Nº 17 e indica que estas entidades tienen por objeto ‘fomentar entre sus asociados y terceros el hábito del ahorro, administrará servicios de tipo bancario y operaciones de crédito que sean necesarias en iguales condiciones’. Este decreto es explícito al señalar que pueden fomentar el ahorro, captar depósitos de asociados y de terceros y administrar operaciones de crédito.

Pero en cuanto a la fiscalización, Rosas de Vallarino reconoce que se necesita mejorar. ‘En atención al crecimiento del sector cooperativo en cuanto a la actividad de intermediación financiera, el Ipacoop ha propuesto ante el Ministerio de Economía y Finanzas una propuesta de fortalecimiento en nuestra función fiscalizadora’, amplió.