Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Economía

Argentina impone una devaluación encubierta

BUENOS AIRES. Argentina recurre a una devaluación monetaria encubierta en momentos en que el país redobla los esfuerzos para proteger la...

BUENOS AIRES. Argentina recurre a una devaluación monetaria encubierta en momentos en que el país redobla los esfuerzos para proteger las debilitadas reservas de divisas, su principal fuente de financiamiento para el pago de bonos.

El organismo impositivo del país elevó el impuesto a las compras con tarjeta de crédito en el extranjero de 15% a 20% el 18 de marzo luego de que la deuda vigente por las tarjetas, que los argentinos usan para eludir los controles monetarios cuando viajan al exterior, trepó a un récord de $494 millones el mes pasado.

Con el aumento del impuesto, ahora cuesta 6.1 pesos comprar un dólar de productos u obtener un adelanto de dinero fuera del país usando la tarjeta de crédito, mientras que antes el costo era de 5.9 pesos.

La presión sobre las reservas, que cayeron al nivel más bajo en seis años de $41,000 millones, reduce la capacidad de Argentina para pagar a los bonistas en tanto la influencia de la presidente Cristina Fernández de Kirchner en la economía hace subir los costos de endeudamiento en el exterior a casi tres veces el promedio de 4.94% de los mercados emergentes y lleva al país a emitir pesos para financiarse. El intento de Fernández de revertir el primer déficit turístico en más de una década no bastará para evitar que los argentinos compren más dólares ya que el precio del ‘dólar turístico’ sigue siendo más bajo que el récord de 8.5 pesos que alcanzó la moneda estadounidense en el mercado negro de las calles de Buenos Aires.

‘Aumentar el impuesto no va a poner fin a ese tipo de acumulación de dólares, que erosiona las reservas’, dijo en entrevista telefónica José Luis Espert, que dirige la firma de investigación de Buenos Aires Espert Asociados. ‘El objetivo de mantener el dinero en el país no podrá alcanzarse mientras la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo sea tan amplia’.

Alfredo Scoccimarro, portavoz presidencial, no respondió un correo electrónico de Bloomberg News en el que se le pedían comentarios sobre el impacto del impuesto en las reservas y los gastos en el exterior.

Las reservas argentinas de divisas ahora llegan a menos de la mitad de sus obligaciones de deuda externa de $81,000 millones. Los inversores en bonos ahora exigen un promedio de 14.06% de interés para prestarle al país sudamericano, que no toma préstamos en el exterior desde su cesación de pagos de $95.000 millones en 2001.

Estados Unidos recibió a 524,548 turistas argentinos en los primeros 10 meses de 2012.