Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Economía

Buen gobierno corporativo regional

CARACAS. Con el objetivo de fomentar las mejores prácticas de gobierno corporativo y contribuir a la competitividad de las empresas lati...

CARACAS. Con el objetivo de fomentar las mejores prácticas de gobierno corporativo y contribuir a la competitividad de las empresas latinoamericanas, CAF –banco de desarrollo de América Latina- presentó recientemente la nueva edición de los Lineamientos para un Código Latinoamericano de Gobierno Corporativo.

Se trata de una respuesta oportuna a las nuevas exigencias de las empresas a partir de la crisis financiera global y los problemas de gobernanza surgidos a raíz de la misma. CAF asumió el reto de revisar los lineamientos de gobierno corporativo (lanzados por la institución en 2004) para actualizar en este tipo de prácticas a las empresas de la región; con miras a ofrecer espacios a las compañías para que se adapten a las nuevas reglas del mundo financiero.

El Programa de Gobierno Corporativo de CAF busca fortalecer este proceso en los países de la región, con miras a garantizar un mejor uso de los recursos en las empresas, contribuir a una mayor transparencia contable y mitigar los problemas de información asimétrica que caracterizan a los mercados financieros; asimismo, estas buenas prácticas son clave para el acceso de las empresas a los mercados de capital.

ACTIVIDADES

Como parte de las actividades de dicho programa, la entidad multilateral presentó la nueva edición de dichos Lineamientos, cuyo objetivo es facilitar a las empresas de la región, operadores de los mercados de capital y responsables de políticas públicas, un conjunto de normas básicas que constituyen las bases para un buen Gobierno Corporativo.

A través de esta publicación CAF promueve la creación de una verdadera cultura de buen Gobierno Corporativo, por ello, los lineamientos tienen algunas novedades y nuevas secciones como: empresas financieras, empresas familiares, así como un apartado sobre mercado de capitales y regulaciones.

La entidad multilateral impulsó la implementación de las buenas prácticas de gobierno corporativo en empresas del sector privado y, en una segunda fase, también en empresas del sector público en América Latina.