Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Economía

MYPES, motores del crecimiento

PANAMÁ. Las micro, pequeñas y mediana empresas (MYPES) se han convertido en eslabones críticos para promover el desarrollo y el crecimie...

PANAMÁ. Las micro, pequeñas y mediana empresas (MYPES) se han convertido en eslabones críticos para promover el desarrollo y el crecimiento en los países de la región, incluyendo Panamá.

De paso, micro y pequeña empresas son aquellas que tienen entre 1 y 9 trabajadores, y de 10 a 49 respectivamente, en tanto que mediana tienen un rango de entre 50 a 199 trabajadores.

En Panamá se estima que en el 2010 había aproximadamente unas 195,000 MYPES. Ese mismo año las micros y pequeñas ocupaban casi 550 mil trabajadores con un salario mensual promedio de $353 mientras que las medianas y grandes ocupaban unos 310,000 con un promedio de $556 -lo que demuestra la importancia relativa de las primeras-.

Las MYPES gozan de una ventaja estratégica y es que, si bien no producen grandes volúmenes, y sus costos promedios son por ende más altos, pueden adaptarse más fácilmente a los cambios del entorno local y global.

El objetivo consiste por ende en orientar a estas empresas sobre todo hacia el mercado externo mediante el uso de tecnología de punta.

Por ejemplo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha lanzado en el 2013 una plataforma tecnológica enfocada en pequeñas y medianas empresas. La idea es incorporarlas a los negocios internacionales mediante herramientas tecnológicas e informáticas.

Esto es consistente de paso con la teoría de la competitividad que sostiene que se deben crear políticas que permitan optimizar las ventajas competitivas de las empresas para que agreguen valor al proceso productivo dotándolas de conocimiento que le permitan innovar.

PROBLEMAS

En Panamá, uno de los grandes escollos de las MYPES deriva de su falta de acceso al financiamiento. Precisamente la Autoridad de las Pequeñas y Medianas Empresas ha venido ejecutando diversas iniciativas como el Programa Fideicomiso para el Financiamiento de la Competitividad y Productividad (FINDEC) que constituye un fondo que facilita que los bancos comerciales provean fondos para que las empresas puedan invertir en capacidad productiva y capital de trabajo.

El concepto es que el Estado provee fondos a los bancos y éstos otorguen dichos créditos en términos más blandos -y por supuesto bajo ciertas políticas. Estos programas conllevan también aportes propios de los empresarios a efectos de garantizar el buen uso de dichos recursos y el retorno del capital-.

RESPALDOS ECONÓMICOS

El programa PROFIPYME por su parte consiste en que el Estado panameño asume un porcentaje de la garantía que exigen los bancos a las empresas como respaldo, lo que incentiva a los bancos a colocar fondos en el sector. Estos créditos deben orientarse a la adquisición de activos, remodelación, instalación de equipo e inventarios.

Otro objetivo consiste en crear incentivos a través de la conciencización y simplificación de procedimientos para incorporar a estas empresas al mercado formal para garantizar a sus trabajadores el goce de todos sus derechos laborales y, a la vez, a los dueños la posibilidad de expandirse haciendo uso de créditos bancarios.

LAS MÁS EMPRENDEDORAS

La Fundación CitiBank Panamá con el apoyo del Centro Nacional de Competitividad (CNC) ha impulsado el Premio Microempresa para el Desarrollo (PREMIC) que se desarrolla cada año, iniciativa que consiste en otorgar distinciones al mejor microempresario, estrechando los vínculos entre las entidades de microfinanzas y sus clientes; impactando por ende el desarrollo de las microempresas y extendiendo las microfinanzas en el país (más información de PREMIC 2013 se encuentra en www.cncpanama.org).

Precisamente, PREMIC 2012 premió a 20 microempresarios, 10 como finalistas y 10 como ganadores de diferentes categorías. Un análisis de dichos ganadores mostró que el 70 % fueron mujeres y 30 % hombres, destacando la participación de la mujer emprendedora en el mundo empresarial.