Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Economía

Nuevos retos para Latinoamérica

PANAMÁ. América Latina baja las revoluciones; seguirá creciendo, pero es necesario tomar medidas para evitar el ‘estancamiento’. Así lo...

PANAMÁ. América Latina baja las revoluciones; seguirá creciendo, pero es necesario tomar medidas para evitar el ‘estancamiento’. Así lo manifestó el economistas uruguayo Christian Daude, jefe del despacho para las Américas del Centro de Desarrollo de la OCDE.

‘Lo que se está viendo hoy en día es un retorno a las tasas de crecimiento más en línea con lo que es el potencial de las economías de la región. Y el gran problema es que ese potencial, en muchos casos, es muy bajo’, comentó Daude.

En el 2011 Panamá tuvo un crecimiento de 10.1%, en el 2013 se reducirá a 6.9%, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI). Este es uno de los casos más extremos. Sin embargo, varios economistas coinciden en que la situación sigue siendo favorable.

‘Un crecimiento del 6.9% sigue siendo crecimiento’, opinó el economista Domingo Latorraca en una entrevista con La Estrella.

Daude también comparte el panorama positivo. ‘No significa que las condiciones sean malas, pero ya no van a ser tan benignas para todo el mundo’, acotó.

LOS PROBLEMAS

La baja productividad, la baja competitividad y la falta de inversión en innovación para reducir la brecha tecnológica son algunas de las debilidades de América Latina. Así lo señala el informe sobre las perspectivas económicas de América Latina presentado ayer por la OCDE. La corrupción y la falta de transparencia son otros problemas, señala Daude. ‘Nosotros creemos que en muchos casos en la región lo que existe es una baja legitimidad del Estado y eso se traslada en la baja moral fiscal’.

Para el economista uruguayo, es necesario mejorar los niveles de transparencia y hacer un uso eficiente de los recursos estatales. Sobre la pregunta de aumentar o no los impuestos, respondió que ‘depende en qué’. Destacó que cada país tiene una realidad diferente, pero señaló que para una mejor calidad de vida son necesarios más ingresos.