Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Economía

BID recomienda mejorar pensiones

SANTIAGO. Elevar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y bajar las cotizaciones de las pensiones de los trabajadores es una novedosa fórmu...

SANTIAGO. Elevar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y bajar las cotizaciones de las pensiones de los trabajadores es una novedosa fórmula para elevar sus pensiones en la jubilación.

Esta es una recomendación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), recogida en su más reciente libro ‘Mejores pensiones, mejores trabajos’, y difundida ayer por la prensa chilena, donde se analizan las opciones de financiamiento y plantean una vía no utilizada, como es la elevación del IVA a los productos de consumo.

Según la propuesta, esta iniciativa podría elevar entre 1 y 2 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) las pensiones y, además, contribuiría a formalizar el empleo en los países de América Latina y el Caribe.

ESTUDIO

De acuerdo con el estudio del BID, la propuesta vincula una parte de la recaudación del IVA con el financiamiento del sistema previsional, especialmente la pensión universal y los subsidios estatales a los aportes previsionales de algunos grupos (como el subsidio al empleo juvenil en Chile).

Su puesta en marcha, según el libro, elevaría la tasa de ese impuesto destinando la mayor recaudación al sistema previsional y, al mismo tiempo, rebajar las cotizaciones obligatorias.

Explica que países como Australia, Dinamarca y Nueva Zelanda tomaron esta medida hace décadas, y recientemente algunas economías de Europa (Alemania, España y Francia) la adoptaron en forma temporal como respuesta a la crisis.

Señala que ‘de esta forma se compensaría el carácter regresivo de este impuesto, se reforzaría la relación entre el pago de impuestos y el uso de esos ingresos, y se favorecería una gestión de los recursos más responsable, al limitar la extensión de los beneficios a la recaudación disponible’.

Indica que, para elevar la recaudación de este gravamen se usa el denominado ‘Impuesto al Valor Agregado (IVA) personalizado’, por el que se eliminarían las numerosas deducciones y los demás gastos tributarios existentes en este impuesto en la región, y se compensaría a los deciles más pobres con transferencias directas. Menciona a Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, República Dominicana y Uruguay como naciones de la región que están en condiciones de aplicar la fórmula, lo cual contribuiría a recaudar entre uno y dos puntos del PIB para el financiamiento de la reforma previsional.

Además, el BID señala que se anularía una fuente de regresividad y opacidad en el presupuesto público.