Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Economía

Objetivos del negocio para el 2014

Estamos analizando una empresa. Revisamos sus estados financieros y la información de resultados que nos provee la gerencia. Podemos con...

Estamos analizando una empresa. Revisamos sus estados financieros y la información de resultados que nos provee la gerencia. Podemos con eso saber si la empresa está sana financieramente e incluso calcular su valor económico. Pero, ¿es exitosa la empresa? Podemos presumir que sí, en caso de que genere ganancias a los accionistas. Sin embargo, decisiones estratégicas premeditadas pueden no generar rentabilidad en corto plazo, lo cual no indicaría per se un fracaso. En este caso, necesitamos conocer cuáles son los objetivos generales de la empresa. Estos objetivos son resultados que la compañía desea alcanzar como producto de una estrategia o curso de acción.

Muchas empresas increíblemente no tienen objetivos generales establecidos claramente. Por supuesto, siempre habrá un gran objetivo de fondo que es generar ganancias, porque si no lo hacen su viabilidad estará comprometida en el mediano o largo plazo. Este es un norte sin duda muy general. Ahora que empieza un nuevo año, establecer objetivos claros será de gran ayuda en la conducción del negocio. Algunos objetivos generales de negocios son los siguientes:

1. Incrementar las exportaciones o incursionar por primera vez en un mercado extranjero.

2. Aumentar la participación de mercado (esta relativizado a la competencia).

3. Aumentar el valor de la empresa para una venta futura.

4. Mejorar la rentabilidad de la empresa, o incluso ser rentable, cuando no se ha alcanzado el punto de equilibro.

5. Hacer que la marca sea muy conocida (o considerada al momento de comprar esa categoría).

6. Posicionarse en un atributo clave para la decisión de compra.

7. Sobrevivir en un contexto macroeconómico hostil.

Estos objetivos generales deben ser aterrizados en objetivos específicos que permitan hacer un plan de acción a priori y medir los avances a posteriori. Además son una primera guía a la hora de asignar el presupuesto entre las diferentes áreas e iniciativas. Luego de definirlos queda mucho trabajo por hacer, pero si no se establecen los objetivos generales es difícil comenzar sin una dirección. Estos objetivos deben ser retadores pero viables, así como concretos y, por ende, medibles.

¿Tiene su empresa definidos objetivos generales de corto y largo plazo?, ¿Cuál es su objetivo más importante?, ¿Cuáles han sido las dificultades enfrentadas al momento de establecer los objetivos?

Los invito a comentar este artículo o a enviarme sugerencias para próximos artículos a través de carlos.jimenez@datanalisis.com o de @carlosjimenez en Twitter.

SOCIO DE LA FIRMA DATANALISIS