Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Economía

Shell anuncia un mal desempeño em 2013

AMSTERDAM. La petrolera Royal Dutch Shell anunció que sus resultados serán peores de lo esperado, dos semanas después de la llegada de u...

AMSTERDAM. La petrolera Royal Dutch Shell anunció que sus resultados serán peores de lo esperado, dos semanas después de la llegada de un nuevo director general encargado de enderezar el rumbo del gigante anglo-holandés.

El grupo, cuyos resultados habían caído en los últimos trimestres, advirtió en un comunicado de que sus resultados del cuarto trimestre, que serán anunciados el 30 de enero, serán ‘significativamente inferiores a los recientes niveles de rentabilidad’.

Las razones están en unos gastos de explotación en alza y unos volúmenes de extracción a la baja, a causa de las tareas de mantenimiento de las instalaciones de petróleo y gas.

Los resultados también se han visto perjudicados por el debilitamiento del dólar australiano, las pérdidas en EEUU y los problemas de seguridad en Nigeria.

Shell espera anunciar unas ganancias a precio actual -un indicador que excluye la variación del valor de las reservas de hidrocarburos- de $2.200 millones en el trimestre, una caída del 70% respecto a los 7.300 millones de un año antes.

En el conjunto de 2013, los beneficios a precio actual ascenderán a $16.800 millones, por los 27.200 de 2012 (un 38% menos).

El beneficio neto del último trimestre sufrirá, según las previsiones, una caída del 73% (a $1.800 millones, por los $6.700 millones de un año antes). En 2013, la caída será del 38.5% -$16.400 millones por los 26.700 en 2012-.

Se trata de un mal comienzo para el director general, Ben van Beurden, que remplazó el 1 de enero a Peter Voser. Este último anunció su salida en mayo para dedicar más tiempo a su ‘vida privada’.

2014, INCIERTO

‘Nuestro rendimiento en 2013 no es el que esperaba de Shell’, lamentó Van Beurden. ‘Nos concentraremos en la mejora de los resultados financieros, en una mayor eficacia del capital y en seguir reforzando nuestro rendimiento operativo y la puesta en marcha de proyectos’, avanzó el holandés.

En la Bolsa de Londres, las acciones de Shell cayeron. Los títulos A perdían 2.41% p y los B perdían 2.28%, en un mercado en alza.

La empresa ‘sufre la incapacidad de su dirección de calmar la inquietud sobre la disciplina en materia de capital’, dijo Ishaq Siddiqi, de la consultora ETX Capital, que no prevé un giro a la situación en 2014.

‘Parece que la empresa se perdió un poco en inversiones en dominios que no son los mejores. Pero con un nuevo director general que haga cambios fundamentales en la estrategia de inversión (...) Shell puede enderezar el rumbo’, estimó Rebecca O’Keeffe, de la consultora Interactive Investor.