Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Economía

2014, punto de giro para la banca

PANAMÁ. El 2014 marca el inicio del fin. Los cambios en la política monetaria de Estados Unidos marcan un punto de inflexión en la banca...

PANAMÁ. El 2014 marca el inicio del fin. Los cambios en la política monetaria de Estados Unidos marcan un punto de inflexión en la banca panameña.

De acuerdo al economista Ernesto Bazán las tasas pasivas, el porcentaje que pagan los bancos a los depositantes de fondos como cuentas de ahorro o plazos fijas, han tocado fondo. Bazán prevé que se empiece a revertir esta situación.

Esto es aún más significativo si se considera que ha sido uno de los factores claves para mantener el margen de ganancias en el sector bancario panameño.

La razón es que, de acuerdo a datos de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), las tasas pasivas se han mantenido significativamente más abajo las tasas activas, a pesar que ambas han descendido significativamente desde el 2008. En otras palabras los bancos han bajado los intereses a los préstamos pero han bajado aún más el pago a los depositantes.

LO QUE CAMBIÓ

Los datos positivos de desempleo en Estados Unidos motivaron a la Reserva Federal a reducir su política de estímulos monetarios. Se acabó el dinero barato y llegó el momento de subir las tasas de interés.

La transición, de acuerdo a la presidenta de la Fed Janet Yellen, será gradual. Sin embargo, ahora mismo los mercados alrededor del mundo tienen los ojos pegados en las minutas de las reuniones de la Fed para tratar anticipar cualquier indicio de cambio.

PROYECCIÓN EN PANAMÁ

Gracias a la solidez del sistema bancario panameño los efectos de estos cambios podrían ser más graduales que en otros países emergentes.

Sin embargo, el crecimiento drástico de la cartera vencida en el sector de la construcción que creció 117% entre octubre y noviembre de 2013 puede ser un mayor motivo de preocupación.

Aunque no se sabe a ciencia cierta que causó este incremento, Bazán considera que está relacionado con los grandes proyectos de infraestructura que se están llevando a cabo en el país. Considera que los trabajos de ampliación en el Canal de Panamá y los compromisos de Grupo Unidos por el Canal (GUPC) con los subcontratistas de la obra pueden ser motivo de preocupación.

¿MOTIVO DE ALARMA?

El superintendente de Bancos de Panamá, Alberto Diamond, aseguró en una entrevista a Agencia de Noticias Panamá que los bancos panameños tienen la capacidad de absorber la deuda, de llegar a existir pérdidas, de los subcontratistas de GUPC.

Para Bazán todavía existen motivos de preocupación. Explica que este incremento puede ser ocasionado ya sea por el impago de varios clientes o de un solo cliente gigantesco. En cualquier caso, las probabilidades que se repita la situación siguen siendo elevadas.