Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Economía

Ecuador descarta TLC con México

QUITO. El gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa es contrario a acuerdos bilaterales en materia de libre mercado, por lo que ...

QUITO. El gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa es contrario a acuerdos bilaterales en materia de libre mercado, por lo que se descarta la posibilidad de que Ecuador firme un Tratado de Libre Comercio (TLC) con México, informó ayer el ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira.

Correa, un economista de profesión, se opone radicalmente a los TLC por considerar que no son ‘la pluma mágica para el desarrollo’, pues implica abrir las economías sin ningún tipo de restricción, declaró el ministro a periodistas en la ciudad de Quito.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, inició el domingo una visita oficial a la nación sudamericana. Ayer, el mandatario viajó a la ciudad de Santiago para asistir el 11 de marzo a la ceremonia en que asumirá la Presidencia de Chile, Michelle Bachelet.

En este contexto, Rivadeneira comentó que a Ecuador le interesa más bien ampliar el acuerdo binacional existente, denominado Alcance Parcial 29, firmado el 20 de julio de 1990, y mediante el cual se otorga trato preferencial de 40% en gravámenes aplicables.

‘Queremos ampliarlo hacia uno que elimine aranceles para productos ecuatorianos’, como atún, flores y confecciones, productos que actualmente pagan aranceles en el mercado mexicano, explicó.

Comentó que equipos negociadores de ambos países se reunieron la semana pasada para tratar el tema, aunque no acordaron nada específico, pero continuarán analizando el tema en una siguiente ronda de negociaciones, que puede realizarse durante una futura visita a México del vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas.

BALANCE COMERCIAL

De acuerdo con el Banco Central de Ecuador, el intercambio comercial entre la nación y México se quintuplicó en la última década, para llegar a 1,035.5 millones de dólares en 2013.

De esta cifra, 911 millones correspondieron a exportaciones mexicanas, lo que derivó en una balanza comercial deficitaria para el país sudamericano.