Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Economía

Incertidumbre por control de precios

A 17 días de que Juan Carlos Varela tome posesión como presidente, empresarios y productores desconocen cuál será la metodología a seguir

Incertidumbre por control de precios
Si se regulan 22 productos de la canasta básica de alimentos, se supone un ahorro mensual de 58 dólares.

En incertidumbre. Así se encuentran los comerciantes y productores agropecuarios del país porque no saben cómo se ejecutará ‘el control de precios de emergencia en los alimentos’, la principal promesa que llevó a Juan Carlos Varela a ganar la Presidencia de Panamá en los pasados comicios.

A 17 días de la toma de posesión de Varela, el presidente de la Asociación de Comerciantes y Distribuidores de Víveres y Similares de Panamá (Acovipa), Iván Ríos, aseguró a La Estrella de Panamá que existe una gran incertidumbre sobre cómo se desarrollará la regulación de precios.

Ríos indicó que ‘al parecer, la política del presidente electo es parecida a la de Ricardo Martinelli, de presión y fuerza, debido a que nunca se reunió con el gremio y la distorsión ahora revivirá la figura del control de precios’.

Los 22 productos que regulará Varela para bajar en 58 dólares mensuales la canasta básica son la babilla, bistec de cinta, carne molida, jarrete, pecho, chuleta, pollo, tunas, salchichas, arroz de primera, macarrones, pan de molde, cebolla, ñame, papas, tomate nacional, yuca, lentejas, porotos, leche en polvo, queso amarillo y huevos de gallina. (Ver recuadro ).

UN AGRO EN EL LIMBO

Para Euclides Díaz, secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), desde que Varela divulgó la propuesta el gremio manifestó su desacuerdo, y así se mantienen a la fecha, debido a que es una intervención directa del Estado y se tiene poca información de cómo se hará.

‘La lista de 22 productos que abanderó Varela incluyen siete subproductos de la vaca, lo que nos resta ganancias directamente. Pero si es de regular precio, el momento es ahora’, dijo refiriéndose a los precios de mercado nacional en la actualidad.

Díaz dijo que los productores venden la libra de ganado en pie en 88 centésimos y, en el caso de la leche, la industria le paga al productor 67 centésimos y 52 centésimos por el litro de la leche grado A y grado C, respectivamente.

La situación no varía en el rubro agrícola, específicamente el arroz. Para Alexander Araúz, expresidente de la Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí (APACH), más que controlarse el precio de los alimentos, se debe controlar la especulación en el margen de ganancia. ‘No es posible que el consumidor pague hasta el 300% del precio que el intermediario le pagó al productor, eso distorsiona el mercado’.

La opinión de Araúz es compartida por Virgilio Saldaña, presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas, quien considera que ‘no es posible que en Tierra Altas, el intermediario pague 20 centésimos por la libra de repollo, pero este lleve esa misma libra al consumidor en 80 centésimos’.